Tag: sostenibilidad

Sostenibilidad. En DigitalES nos distinguimos por los valores de responsabilidad y compromiso con una sostenibilidad de ‘triple hélice’: social, económica y medioambiental.

Actualidad / DigitalES al día

¡Extra, extra! Ya está aquí ‘La Gaceta de DigitalES’ con todo sobre el último Summit

PUBLICACIONES

15 de julio 2022.- Este Summit hemos vuelto a colocarnos la mochila a la espalda, para volver a las aulas y reavivar nuestras ganas de seguir aprendiendo, de la mano de las voces jóvenes más talentosas.

Pincha aquí para descargar y disfrutar de La Gaceta de DigitalES, un boletín especial elaborado para homenajear a esas nuevas voces, así como a todas las personas que nos acompañaron los pasados 6, 7 y 8 de julio durante el congreso #digitalES2022.

 

> https://www.digitales.es/wp-content/uploads/2022/07/GacetaDigitalES.pdf 

 

Newsletter especial Summit – «La Gaceta de DigitalES»

¡Extra, extra! Ya está aquí ‘La Gaceta de DigitalES’ con todo sobre el último Summit

Este Summit hemos vuelto a colocarnos la mochila a la espalda, para volver a las aulas y reavivar nuestras ganas de seguir aprendiendo, de la mano de las voces jóvenes más talentosas.

Descarga y disfruta de La Gaceta de DigitalES, un boletín especial elaborado para homenajear a esas nuevas voces, así como a todas las personas que nos acompañaron los pasados 6, 7 y 8 de julio durante el congreso #digitalES2022.

https://www.digitales.es/wp-content/uploads/2022/07/GacetaDigitalES.pdf 

 

Así es como la industria tecnológica prevé salvar nuestro planeta

A escasas semanas de DigitalES Summit 2022, Innovaspain.com ha publicado un reportaje sobre la apuesta de DigitalES y sus asociados por la sostenibilidad ambiental, y que replicamos a continuación:

 

Así es como la industria tecnológica prevé salvar nuestro planeta

Las empresas tecnológicas en España, representadas por DigitalES, toman la iniciativa en el diseño de modelos de digitalización ‘verdes’ que sirvan de ejemplo a todo el mundo

Este domingo, 5 de junio, se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. La emergencia climática se agrava cada día, acelerando el calentamiento global y empeorando la calidad del aire que respiramos. Es evidente que la sensibilidad y la concienciación social han mejorado mucho en los últimos años, impulsando cambios paulatinos y notorios en nuestros hábitos de consumo. Pero no es suficiente.

En este contexto, la industria tecnológica en España ha dado un paso al frente. A través de la patronal DigitalES, Asociación Española para la Digitalización, muchas de las empresas de este sector comparten mejores prácticas para reducir el consumo de plásticos y recursos energéticos, extender el uso de energías limpias, catapultar la economía circular, incorporar el eco-diseño al desarrollo de nuevas soluciones y, de forma más amplia, convertir el desarrollo tecnológico en la mejor palanca para la sostenibilidad.

DigitalES Summit 2022

Escucharemos una buena muestra de mejores prácticas y propuestas para una digitalización sostenible durante el congreso DigitalES Summit 2022, que se celebrará los próximos 6, 7 y 8 de julio en formato híbrido. Por tercer año consecutivo, este congreso ha obtenido la certificación de ‘evento sostenible’ por la Fundación Oxígeno.

Cada detalle de DigitalES Summit 2022 ha sido diseñado para minimizar el potencial impacto ambiental. La gestión de residuos, el uso de agua y energía, la movilidad de los asistentes, el catering, el ruido y la iluminación, y hasta el contenido del evento se han organizado teniendo en cuenta la protección del medio ambiente.

Basten algunos datos para evidenciar la magnitud del desafío. Los recursos en computación para entrenar modelos de IA duplican su propio consumo cada 3,4 meses. Y, al calor del 5G, el tráfico mundial de datos móviles se va a multiplicar por 5 para 2026, según Ericsson. Sin las innovaciones y medidas de eficiencia necesarias, la transición hacia redes 5G supondría un incremento del consumo energético global de las redes muy importante, de en torno al 25%, según este fabricante.

En la actualidad, la industria tecnológica representa aproximadamente el 8% de las emisiones de CO2 a nivel global y corre el riesgo de dispararse hasta el 20%. “El uso de tecnologías va a ser cada vez más intensivo, y el tráfico de datos se va a multiplicar en los próximos años, pero, al mismo tiempo, la tecnología puede ser la llave para que ese uso y ese tráfico de datos masivo no reviertan en un mayor consumo energético global. Incluso, tenemos la oportunidad de reducir la huella energética de la industria tecnológica en los próximos años”, explica Sara Hernández, consultora de Regulación y Sostenibilidad de DigitalES.

Así, por ejemplo, a pesar de que el tráfico de datos crece exponencialmente, los operadores de red prevén reducciones de hasta el 40% en sus costes energéticos para 2030, según una encuesta elaborada por Analysys Mason a 62 de estas compañías.

“La industria digital y tecnológica forma una parte ineludible de la solución a la crisis climática”, coincide Juan Antonio Prados, EMEA Country Governance Lead de Lexmark y co-líder de la línea de trabajo de Sostenibilidad de DigitalES.

World Economic Forum y Exponential Roadmap Initiative estiman que las tecnologías digitales pueden ayudar a reducir las emisiones mundiales totales entre un 15% y un 35% en los próximos 10 años. Del mismo modo, GSMA calcula que el uso de la tecnología 5G en todos los sectores, incluidos el transporte, la fabricación, la agricultura y la energía, tiene el potencial de reducir las emisiones mundiales de CO2 en un 20% para 2030.

Algunas de las prácticas sostenibles de las empresas que forman parte de la asociación DigitalES son:

  1. Autoevaluaciones de impacto ambiental
  2. Reducción del uso de plásticos en la producción de equipos, e incorporación de plástico reciclado posconsumo recuperado (PCR)
  3. Reutilización y depuración del agua en la producción de equipos
  4. Recogida de dispositivos viejos y fomento de dispositivos reacondicionados
  5. Fomento de la educación sobre economía circular
  6. Transición a fuentes de energía de origen renovable
  7. Transición a nuevas tecnologías de comunicaciones (5G), más eficientes que sus predecesoras
  8. Compartición de infraestructuras
  9. Incorporación de IA para la eficiencia energética de infraestructuras
  10. Eco-diseño de soluciones tecnológicas (‘algoritmos verdes’)

Todas estas prácticas constituyen buenos ejemplos de green tech, o green in tech, un término que engloba las innovaciones tecnológicas que son eficientes o sostenibles por sí mismas. Se trata de conseguir un máximo rendimiento para los diferentes casos de uso, utilizando la menor capacidad de procesamiento y recursos posible. Por otra parte, el green by tech se refiere a la aplicación de tecnologías para usos ecológicos o para la mejora de eficiencia de otras actividades productivas.

En DigitalES perciben que España tiene la oportunidad de abanderar la digitalización con valores sostenibles, proponiendo esquemas y modelos técnicos de actuación que sirvan de guía a las organizaciones responsables del desarrollo, implementación y uso de nuevas tecnologías. “Anticiparnos a los objetivos internacionales para la contención del cambio climático, a través de la innovación y de la digitalización, será la clave para que España pueda ser un país líder en las próximas décadas”, apuntan desde la asociación.

Mensaje al Gobierno

“No siempre es más sostenible quien más recicla, sino quien menos residuos genera”, recuerda Prados. El ejecutivo de Lexmark defiende el concepto de ‘durabilidad planificada’ [en contraposición a la ‘obsolescencia programada’] y reivindica políticas públicas de apoyo a la sostenibilidad que compartan esa mirada integral sobre qué significa ser ‘verde’.

DigitalES extiende este llamamiento a todas las futuras iniciativas de política estratégica o legislativas en España. “Deberían otorgar una mayor importancia a la innovación y a la digitalización, en tanto constituyen instrumentos indispensables para desarrollar herramientas que permitan un uso eficiente de la energía y que ayuden a proteger el medio ambiente”, puntualiza Hernández.

 

¿Quieres asistir a DigitalES Summit 2022? Pide tu invitación en registro@digitalessummit.es

Más información: www.digitalessummit.es

Así fue DigitalES Summit 2021:

ENTREVISTA: Juan Antonio Prados (Lexmark), o cómo cimentar un modelo de negocio en la sostenibilidad

‘CRACKS de la tecnología’ es una serie semanal de entrevistas, a través de la que queremos dar voz a esos profesionales TI que son absolutos genios de la tecnología en España. Queremos saber de ellos/as, conocer y reconocer el trabajo que realizan en estas empresas; saber qué les apasiona y qué consejos guardan para aquellos/as que vendrán detrás.


 

En esta entrevista vamos a entender cómo llega una empresa dedicada a la impresión a erigirse en un referente en sostenibilidad. Lexmark ha sabido integrar los elementos de la economía circular, la reducción de residuos y el consumo sostenible en su modelo de negocio. De hecho, el cuidado del medio ambiente forma parte de su ‘ADN’ desde hace varias décadas.

Quién mejor para hablar de todo ello que Juan Antonio Prados, financiero y responsable de Governance en Lexmark para toda la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África). Fue él quien más intensamente reivindicó en la COP25 la labor que realiza la industria digital para frenar el cambio climático, y en la actualidad lidera también la línea de trabajo de Sostenibilidad de DigitalES.

lexmark sostenibilidad

Juan Antonio Prados, EMEA Country Governance Lead, Lexmark.

 

P.- Lexmark nació de una spin-off de IBM en el año 1991. ¿Cómo ha evolucionado desde entonces el modo de entender la sostenibilidad?

R.- Realmente, para una empresa como Lexmark, el mayor cambio ha sido dialéctico. ¡Hacíamos economía circular antes de que todos la llamáramos así! Acciones sostenibles como el reacondicionamiento de impresoras y el reciclaje de cartuchos de tinta han acompañado a la marca desde 1991. Por supuesto, con el paso de los años y la mejora de la técnica, hemos sido capaces de reciclar un porcentaje cada vez mayor del plástico de los cartuchos, reducir el volumen de agua o incrementar el peso de las energías renovables en la fabricación de las máquinas. También ha aumentado mucho la sensibilidad social, tanto de los clientes como de nuestros propios empleados.

Podría decirse que siempre hemos sido una empresa verde, pero ahora somos más conscientes de ello. De hecho, uno de los pilares de nuestra estrategia corporativa es alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono antes de 2035. Para el año 2025, reutilizaremos más del 50% de plásticos -ya estamos por encima del 40%- y reciclaremos más del 80% de los cartuchos, entre otros objetivos.

«Lexmark siempre ha sido una empresa verde, pero ahora somos más conscientes de ello»

 

P.- Por desgracia, España es un país que continúa generando una enorme cantidad de basura electrónica cada año. ¿Qué hace Lexmark para contribuir a reducir estos residuos?

R.- En primer lugar, Lexmark se encarga de la recogida y tratamiento de todos sus equipos, tóners y consumibles. En este sentido, nos reafirma y enorgullece que las nuevas leyes que vienen de Bruselas vayan en nuestra misma dirección. Al calor de estas normativas se va a generar un mercado de productos electrónicos reacondicionados que para 2030 podría alcanzar los 30.000 millones de euros, donde Lexmark puede tener una ventaja competitiva.

Sin embargo, me gustaría puntualizar que no siempre es más sostenible quien más recicla, sino quien menos residuos genera. En este sentido, en Lexmark diseñamos los equipos con ‘durabilidad planificada’ [en contraposición a la ‘obsolescencia programada’]. El desafío para un financiero como yo es encontrar el equilibrio entre esa alta durabilidad de los dispositivos y la sostenibilidad económica de la compañía, en un contexto donde cada vez se imprime menos.

 

P.- ¿Cree que llegará un día en que ya no imprimamos?

R.- No creo que se llegue a ese extremo, aunque sí somos conscientes de que el volumen de papeleo, folletos o facturas que necesiten ser imprimidos va a seguir cayendo. Lo aceptamos y queremos formar parte de ese cambio. Paradójicamente, siempre hemos instado a nuestros clientes a imprimir mejor, no más. Les hacemos una auditoría de necesidades de gestión documental, identificamos dónde se producen ineficiencias y les hacemos una propuesta sobre un modelo de contratación flexible.

En paralelo, hay otras necesidades documentales que va a seguir al alza, como el escaneado y la digitalización de documentación, y por supuesto toda la gestión de la información digitalizada. A simple vista puede parecer lo opuesto a la impresión, y sin embargo empresas como Lexmark podemos ofrecer un enorme conocimiento sobre cómo gestionar todos esos procesos de manera eficiente.

 

P.- ¿Cree que las empresas españolas son conscientes de la oportunidad de negocio que representa una buena gestión documental?

R.- Yo diría que sí, aunque es algo bastante reciente… En mi opinión, durante muchos años las máquinas de impresión y multifuncionales se percibían como algo accesorio, sin valor estratégico, como pueden ser los bolígrafos o la papelería a disposición de los empleados. Seguramente se debía a que los contratos eran de montantes pequeños, si los comparamos con el coste de otros equipos informáticos. Con las primeras auditorías llegaron las sorpresas, porque para algunas empresas la impresión y las copias pueden suponer un coste anual muy elevado. Por no hablar del riesgo reputacional de la pérdida de información…

En Lexmark, procuramos que nuestros clientes entiendan la tecnología como un elemento al servicio de su negocio y con un retorno de la inversión claro. Queremos que conozcan la eficiencia que les pueden aportar las distintas innovaciones y que se apoyen en ellas para construir el modelo organizativo que necesitarán en los próximos años.

«Queremos que los clientes entiendan la tecnología como un elemento al servicio de su negocio y con un ROI claro»

 

P.- Desde un punto de vista tecnológico, ¿qué tendencias van a impactar más fuertemente al negocio de impresoras?

R.- Si tuviera que destacar una, sería el Internet de las Cosas (IoT). Se trata, por ejemplo, de incorporar sensores para que las impresoras interactúen con otros dispositivos, que se puedan añadir a la misma red en la que se gestiona la flota de impresoras, capturando, procesando y analizando datos, fundamentales para la gestión de las operaciones de nuestros clientes.

Por otra parte, a través al IoT optimizamos las actuaciones de nuestro servicio técnico, que recibe automáticamente las alertas de averías o tóneres vacíos. Al fin y al cabo, si el IoT va a ser la base de la sostenibilidad económica y medioambiental de cualquier proceso industrial y comercial, ¿por qué no lo va a ser también de nuestros procesos?

Quizá no se reconoce suficientemente, pero hay muchísima tecnología de alta precisión detrás de una impresora, y mucha investigación y desarrollo detrás de un cartucho de tinta. Es un negocio que, una vez que lo conoces, te atrapa.

«Hay muchísima tecnología de alta precisión detrás de una impresora, y mucha I+D detrás de un cartucho de tinta»

 

P.- No podemos terminar esta entrevista sin hacer referencia a los tiempos difíciles que nos está tocando vivir: cuando al fin empezamos a recuperarnos de la crisis de 2008 llega una pandemia, que desencadena en un cuello de botella de semiconductores y otras materias primas, que se agrava en 2022 con la guerra en Ucrania…

R.- Sin duda, vivimos tiempos difíciles e inciertos. Antes hemos hablado de cómo la actitud proactiva de Lexmark en cuanto a sostenibilidad ha servido para adelantarnos a la legislación. Ahora, esta adopción proactiva sobre el IoT y la eficiencia de procesos nos está aportando resiliencia ante la escasez de chips.

Pero, sobre todo, me gustaría destacar la actitud del equipo que trabaja en la compañía. Hemos atravesado años complicados, y a pesar de ello el equipo ha seguido dando lo mejor de sí. Gracias a ellos, todavía hoy, aprendo algo nuevo a diario.

 

ENTREVISTA: Jorge Caja (Tower Consultores) o la importancia de pensar en las telecomunicaciones a largo plazo

‘CRACKS de la tecnología’ es una serie semanal de entrevistas, a través de la que queremos dar voz a esos profesionales TI que son absolutos genios de la tecnología en España. Queremos saber de ellos/as, conocer y reconocer el trabajo que realizan en estas empresas; saber qué les apasiona y qué consejos guardan para aquellos/as que vendrán detrás.


 

Hablar del largo plazo en el sector de las telecomunicaciones hoy parece contradictorio, dada la rapidez con la que cambia el mundo. No sabemos cuáles serán los retos y cambios que el futuro traerá consigo, pero sí sabemos que estamos ante la oportunidad y el desafío de mejorar desde el presente para garantizar la perdurabilidad.

Jorge Caja se incorporó a Tower Consultores hace casi cinco años con una misión: transformar la compañía partiendo del modelo de negocio de hoy, al negocio del futuro. Una empresa centrada en el cliente, de alto desempeño y capaz de adaptarse a los cambios de su entorno. Bajo ese prisma, lidera un ambicioso proceso de diversificación y crecimiento para afianzarse como el partner líder de servicios relacionados con la gestión de infraestructura de Telecomunicaciones en España, 5G y Smart Cities.

No os perdáis esta entrevista, porque lanza también un mensaje que deja abierto un debate: la revolución tecnológica avanza a paso veloz y como sociedad estamos llamados a adaptarnos a los cambios que supone su correcta adopción. ¿Sabremos gestionar los riesgos sociales que entraña la digitalización?

tower

Jorge Caja, CEO de Tower Consultores.

 

P.- ¿Qué diferencia a Tower Consultores de otras empresas especializadas en ingeniería de telecomunicaciones?

R.- Tower nació hace 26 años para dar respuesta a una necesidad muy clara que tenían los vendors y los operadores de telecomunicaciones: gestionar todo el procedimiento de adquisición de los espacios sobre los que querían instalar sus emplazamientos, ya fueran edificios de viviendas, comunidades de propietarios, un depósito de agua, espacios protegidos o cualquier otro lugar. Existe todo un mundo de trámites, permisos y expertise en negociación de espacios que hay que conocer.

Aún hoy, continuamos ofreciendo ese servicio y somos líderes en ese mercado. Actualmente estamos construyendo servicios adyacentes que nos permiten ofrecer tanto soluciones end-to-end como servicios más específicos relacionados con la gestión de las entregas de infraestructuras de telecomunicaciones, 5G y Smart Cities.

 

P.- ¿Cómo ha evolucionado ese negocio tradicional de Tower desde su origen, en 1996?

R.- Durante nuestros años de trayectoria, hemos ido a ampliando el espectro de servicios que ofrecemos a los clientes. Empezamos por la legalización de los emplazamientos que previamente habíamos negociado. Tenemos un método que es válido también para las empresas de compartición [de redes] y por eso éste es uno de nuestros departamentos estrella en la actualidad.

Después formamos un departamento de ingeniería para complementar las áreas anteriores, empezando por la ingeniería de legalización y de infraestructura, para entrar a continuación en adecuaciones, diseño de 5G, diseño de radio para cualquier otro estándar de red, transmisión y hasta mediciones radioeléctricas.

Posteriormente empezamos a ofrecer el mantenimiento y la operación de esas infraestructuras, dando soporte de los inventariados, de las órdenes de trabajo y, en general, de las grandes bases de datos de los distintos operadores y vendors. En los últimos años hemos desarrollado tecnología que nos permite automatizar muchos de esos procesos, para obtener resultados eficaces y sostenibles para nuestros clientes.

 

P.- ¿Ha concluido ya esa diversificación?

R.- En absoluto, de hecho continuamos expandiéndonos, adaptándonos a las necesidades de cada proyecto y centrándonos en los objetivos de cada empresa que nos contrata. Dentro de la gestión de entrega de infraestructura de telecomunicaciones tenemos todavía un camino por delante. Somos un partner referente para las “torreras” que externalizan estas tareas, así como para otras compañías del sector Telco que valoran nuestra versatilidad y el trabajo multidisciplinar que realizamos. En Tower contamos con abogados, ingenieros, administrativos, especialistas en tramitación de datos, control de gastos y desarrolladores TI que permiten un desarrollo integral cada solución que ofrecemos. En nuestra empresa apostamos por un talento humano diverso, ya que ofrece una visión holística del sector y eso hace que las relaciones con nuestros clientes sean fructíferas y duraderas.

Asimismo, hace un par de años decidimos dar un giro y ampliar nuestra actividad en el sector público, porque nos dimos cuenta de que la Administración gestionaba grandes bases de datos que, sin embargo, no estaban vinculadas a las del sector Telco. Aquí hemos montado una oficina técnica de proyectos para concurrir a licitaciones, con muy buenos resultados.

tower

P.- De la compra de azoteas para instalar antenas a la gestión de bases de datos, pasando por…

R.- ¡Por las energías renovables! Teniendo en cuenta los grandes volúmenes de datos que se procesan y el elevado consumo energético de toda esa infraestructura de back-office, se nos abren muchas posibilidades en el mundo del autoconsumo de energía fotovoltaica.

Otra gran oportunidad hoy para nuestra empresa está en el desarrollo IT, y estamos trabajando en ello para mejorar la agilidad y la experiencia de uso de las bases de datos que manejan los operadores o las administraciones, concentrando los distintos lenguajes de programación de modo que esas herramientas y aplicaciones sean más livianas, eficaces y operativas.

Al final, en un proyecto de modernización hay que pensar en cómo se va a transformar el propio negocio -o administración- en los siguientes años, qué diseño de la red encaja en esa visión, cómo podemos eficientar al máximo la gestión de los datos y cómo dotar a esa infraestructura de eficiencia energética. A clientes como Entidades locales y administración general del estado, les ayudamos a diseñar sus roadmaps a largo plazo [4 años] y, en función de éstos, planteamos qué tecnologías y servicios necesitarían.

 

P.- En el ‘roadmap’ tanto de los operadores como de las administraciones encontraremos seguramente planes para soportar casos de uso del Internet de las Cosas, como las ‘Smart Cities’…

R.- De hecho, es un campo en el que ya hemos comenzado a trabajar. Los ayuntamientos, empezando por la telegestión de las farolas y del mobiliario urbano, van generando su red propia. Nosotros les ayudamos a que esa red sea escalable y sostenible, porque el procesamiento de datos crecerá muchísimo y muy rápidamente en los próximos años, a la vez que trabajamos con nuestros clientes telco tradicionales, que son los prestadores de la tecnología.

Llegaremos a conectar y aprovechar las sinergias y las necesidades complementarias entre las tecnologías digitales, la industria y la eficiencia energética, en el corto-medio plazo. La interconexión real y operativa de esos sectores aún tiene recorrido por delante y nosotros sabemos que estaremos ahí implementando soluciones, como lo hemos hecho siempre.

Los lenguajes de programación y los protocolos de comunicación de la sensorización de las ciudades todavía no están estandarizados. Eso explica, al menos parcialmente, por qué la revolución de las Smart Cities todavía no ha explotado. Pero lo hará, y estamos preparados para asesorar a las administraciones sobre cómo darle forma.

«La revolución de las Smart Cities explotará, y estamos preparados para asesorar a las administraciones sobre cómo darle forma»

 

P.- ¿Te atreverías a estimar cuánto falta para que despeguen las ‘Smart Cities’?

R.- Claramente, los fondos europeos para la recuperación post-Covid van a acelerar la demanda que, a su vez, impulsará la búsqueda de respuestas a esos desafíos tecnológicos. Los fondos Next Generation se administrarán en los próximos 3 o 4 años, de aquí a 2026. Por tanto, ése es el escenario en el que creo que veremos emerger verdaderas ciudades ‘inteligentes’.

Me preocupa más otra variable, que no se está teniendo suficientemente en cuenta en esta Cuarta Revolución Industrial: la humanística. La transformación digital tiene implicaciones sociológicas inmensas, que deben analizarse y abordarse desde la educación y desde la propia industria tecnológica. Las respuestas de los desafíos técnicos deberían venir acompañadas de respuestas a los retos humanos que plantean esas mismas tecnologías. Sin embargo, en mi opinión, eso no está ocurriendo.

De nada vale estar hablando de la digitalización o de la robotización si no somos capaces de tener una sociedad que sea capaz de administrar esa información correctamente.

 

P.- ¿Por dónde debemos empezar a buscar esas respuestas?

R.- Se puede empezar por incorporar a mucha más gente de perfiles humanísticos en la transformación digital. No puede ser que este cambio lo estén dirigiendo solo los ingenieros -¡y yo soy ingeniero!- porque nos estaremos dejando muchas cosas por el camino. Por eso, creo que en la evolución tecnológica tienen que participar muchos más historiadores, antropólogos, psicólogos, sociólogos, profesionales de la comunicación, entre otros.

Necesitamos que las empresas tecnológicas sean más conscientes de esta necesidad y, también, que los perfiles humanísticos comprendan y se preocupen por jugar un papel relevante en este cambio de era.

Partiendo de esa premisa, nos enorgullece decir que en Tower Consultores contamos con un 50% de no tecnólogos en nuestra plantilla. Sinceramente, creo que ese mix nos aporta un valor diferencial y nos ha permitido crecer rápidamente en un sector que demanda siempre estar a la vanguardia. Ese mismo enfoque plural se podría aplicar a nivel de toda la sociedad, si conseguimos involucrar a todos los agentes de la economía.

«El ‘mix’ entre perfiles tecnólogos y humanistas en Tower nos aporta un valor diferencial en un sector que demanda estar siempre a la vanguardia»

 

P.- Además de promover la multidisciplinaridad, ¿qué otras medidas organizativas habéis llevado a cabo para el enriquecimiento mutuo entre tecnólogos y no tecnólogos?

 R.- En su mayoría son medidas que apuntan a un cambio de paradigma desde la perspectiva de conocimiento y experticia; un cambio de mentalidad para trabajar de forma colaborativa, implementar nuevas tecnologías e innovar en metodologías. Siempre facilitando el contacto humano entre los equipos. Por ejemplo, obligamos a que la cámara esté conectada durante las reuniones por videoconferencia, y organizamos eventos presenciales y otros compromisos para que las personas se vayan vinculando y se comuniquen más allá de la pantalla. Partimos de la premisa de que todo lo digital es esencialmente humano.

Este tipo de conexiones son muy importantes para Tower, porque nos aportan una visión más completa del mercado y de las oportunidades que se dibujan hacia el futuro. Son importantes para los trabajadores, porque ayudan a que se sientan parte de este gran proyecto, a que crezcan personal y profesionalmente, y a que disfruten más de su tiempo de trabajo. Y, aunque a pequeñísima escala, también son importantes para el conjunto de la sociedad, porque la colaboración será crucial para solucionar los grandes desafíos sociales y medioambientales que plantea la digitalización.