• El sector tecnológico reclama un proyecto educativo que
    tenga en cuenta las necesidades formativas que la revolución tecnológica y
    digital exigen.

 

  • Solo entre las empresas de la patronal DigitalES
    existen 10.000 empleos sin cubrir por falta de cualificación.

 

  • La patronal insiste en la necesidad de introducir
    materias dirigidas a incrementar las competencias digitales desde edades
    tempranas, así como reformar y modernizar la Formación Profesional para
    reducir el desempleo juvenil.

 

Madrid, 17 de diciembre de 2018.- La patronal tecnológica DigitalES
ha valorado esta mañana el anuncio del Consejo de Ministros del anteproyecto
del Ministerio de Educación que modifica la LOE y deroga la Lomce. La
asociación que engloba a las empresas más importantes de tecnología ha
criticado que en dicho Anteproyecto de ley no aparezca uno de los temas más
importantes para la sociedad y la economía del futuro: la formación para la
digitalización.

El Gobierno anunció en septiembre de
este año 100 millones de euros para apoyar la incorporación de conocimientos,
tecnología e innovación a la digitalización de las pymes. Un mes después, en
octubre, comunicó la puesta en marcha de 27 nuevas oficinas de transformación
digital con presencia de todas las comunidades autónomas. Según la directora
general de DigitalES, Alicia Richart, “a pesar de los anuncios y
presentaciones que se hacen para avanzar en la transformación digital de España
descubrimos que, con este texto, una de las piezas fundamentales para conseguir
la transformación digital como es la educación, se queda estancada en su
modernización”.

“Digitalizar un país no es tarea fácil,
debe comenzar en las edades más tempranas y significa, contar, explicar,
practicar y experimentar con la tecnología”, señala Richart, “por esto
consideramos un gran error la ausencia de materias como la Programación
con suficiente amplitud y como área independiente en esta etapa educativa
primaria”.

Según DigitalES, en estas edades es
cuando el proceso de aprender cualquier lenguaje no sólo es más sencillo, sino
que además ayuda a fomentar las vocaciones STEM, donde tanto España como
Europa se están quedando atrás. En 2020 la demanda de perfiles STEM (iniciales
para designar las disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y
matemáticas) será del 14 % en Europa y un 10 % en España. Y, sin embargo, el
ritmo de matriculaciones en estas carreras se ha reducido hasta un 40% en los
últimos años.

En 10 años, las nuevas generaciones
constituirán el segmento de población más importante del planeta, conformando
el 75% del total de la fuerza laboral. La tecnología será para ellos una
herramienta imprescindible para relacionarse con el entorno que les rodea. “De
ahí la importancia de incluir conocimientos tecnológicos y digitales en todas
las materias curriculares y escolares”, señalan desde la patronal.

Otra gran ausente de este anteproyecto
de ley es la Formación Profesional, a pesar de que solo las empresas
reunidas en DigitalES cuentan con al menos 10.000 empleos que no se cubren por
falta de cualificación.  “A pesar de que el pasado 13 de noviembre y bajo
el lema: +FUTURO + PROGRESO + FORMACIÓN PROFESIONAL este Gobierno presentó un
plan para modernizar la formación profesional, nada de eso se prevé en esta
propuesta de reforma educativa, toda una contradicción”, añade Alicia Richart.
“Ni siquiera se menciona la FP dual, una necesidad urgente en nuestra
sociedad para impulsar el desempleo juvenil, donde tenemos la tasa de desempleo
más alta de Europa después de Grecia”.

Descargar nota de prensa