Etiqueta: dsa

Opinión – Europa, garante de un desarrollo digital con valores

Link al artículo original: Europa, garante de un desarrollo digital con valores | Opinión | IT Trends

 

El 1 junio de 2021, en una cumbre de la Unión Europea celebrada en Lisboa, todos los países miembros suscribieron la Declaración por una Democracia Digital con Propósito. A lo largo de sus 25 puntos, este documento concretaba los valores que debían sustentar el avance de la digitalización en Europa.

La “Declaración de Lisboa” fue apoyada también desde el sector privado -DigitalES se adhirió ese mismo día-, forjando una auténtica Alianza en torno a cómo abordar la revolución digital. La estrategia europea para el ámbito digital, por tanto, se apoya en un espíritu de consenso y colaboración al que ya miran desde otras regiones del mundo.

La regulación del entorno digital no es un asunto baladí. Se trata de encontrar el mejor equilibrio entre la innovación, la libre competencia y la salvaguarda de los derechos fundamentales, en un contexto donde la fortaleza tecnológica se ha convertido de facto en un factor geoestratégico fundamental. A estas alturas, a nadie se le escapa que la digitalización genera externalidades positivas, pero también negativas, sobre las brechas socioeconómicas preexistentes. Fomentar las primeras, al tiempo que controlamos las segundas, es lo que está en juego.

En todo este contexto, después de muchos meses de negociación en los trílogos, ven la luz los reglamentos Digital Markets Act(DMA) y Digital Services Act (DSA), cuya entrada en vigor efectiva tendrá lugar a lo largo de 2023. DMA y DSA ya están aquí y es una buena noticia, tanto para la ciudadanía en Europa como para todos los negocios que operan dentro de nuestras fronteras y que comparten y promulgan los valores y principios de nuestro continente.

DMA y DSA son los textos que, junto con el reglamento de Inteligencia Artificial y la Ley europea de Datos, compondrán el marco para la Europa digital de la próxima década. Concretamente, DMA y DSA establecen los límites de la actividad empresarial digital, sobre la base de un principio de level playing field y con un doble propósito: proteger la democracia y reforzar la autonomía tecnológica abierta en la UE.

Me gustaría detenerme brevemente en los tres conceptos que acabo de mencionar:

El primero es el level playing field, que ambiciona establecer unas condiciones de mercado más equitativas y justas. Se trata de que, a igualdad de actividad económica, cualquier empresa esté sujeta a unas mismas condiciones. De este modo, se evitan posibles distorsiones del mercado y se favorece la competitividad. Level playing field es, por tanto, una aspiración para cualquier sector de actividad y que se vuelve más urgente en el marco de los cambios exponenciales que trae la digitalización.

En segundo lugar, la democracia digital es un concepto quizá algo etéreo, si bien reconoce la existencia de riesgos en torno a las burbujas de opinión o al alcance exponencial de la desinformación a través de los canales digitales. La sobreinformación en Internet no garantiza, per se, la calidad de la información que consumen los usuarios. Dada la influencia social y económica que han alcanzado algunas plataformas online, es lógico esperar de ellas la máxima transparencia posible, así como obligaciones que velen por el sano desarrollo de nuestras democracias.

Por último, ganar autonomía tecnológica debe ser una prioridad para Europa. Paradójicamente, para conseguir este objetivo no debemos sucumbir al proteccionismo, sino tender puentes con aquellos socios de cuyas proposiciones de valor se alineen con los valores europeos, independientemente del lugar donde tengan sus sedes. En un contexto donde la prestación de servicios digitales y las cadenas de suministro son globales, la fortaleza tecnológica estratégica provendrá de un intercambio global abierto, donde las limitaciones no las marquen los mapas, sino el cumplimiento de los mejores estándares normativos que existen. Y esos estándares son los que desarrolla la Unión Europea.

Ahora la pregunta clave es: ¿será Europa capaz de erigirse en el patrón normativo a seguir por otros territorios? Ya ha ocurrido en el pasado, siendo el Reglamento Europeo de Protección de Datos de 2018 el ejemplo más reciente. Así, pese a que el entorno geoestratégico es sensiblemente más complejo que hace cuatro años, cada vez son más y más fuertes los movimientos políticos alineados con las preocupaciones europeas sobre el humanismo tecnológico, en todos los rincones del mundo. Por otra parte, los miembros de la Unión Europea tienen una ventaja significativa a largo plazo en la libertad de circulación de personas y capitales a través de sus fronteras, así como su regulación común y su clima de inversión cada vez más atractivo en términos de previsibilidad.

Por todo lo anterior, la reciente aprobación de DMA y DSA es una buena señal. En los próximos años, Europa está llamada a convertirse en un actor muy relevante de la revolución digital: el garante de un desarrollo digital con valores. El avance en propuestas legislativas como las recién aprobadas hace que Europa siga sentando unas bases más que necesarias para un terreno de juego digital ético y equilibrado.

Por Víctor Calvo-Sotelo, director general de DigitalES

Entra en vigor el reglamento europeo DMA. ¿Y ahora qué?

Madrid, 13 de octubre 2022.- El reglamento europeo Digital Markets Act (DMA) se publicó ayer en el Diario Oficial de la UE. Se abre ahora un plazo de 20 días para su entrada en vigor y de hasta seis meses para la aplicación efectiva de sus obligaciones, a partir de abril de 2023.

Junto con el reglamento DSA, que previsiblemente se publicará antes de final de año, la Data Act y el futuro Reglamento de IA, estas normas van a contribuir a rediseñar el Mercado Único Digital, atajando, entre otras cosas, la asimetría regulatoria existente entre algunos de los actores del mercado. No en vano, el level playing field, como palanca para la competitividad, es uno de los principales valores que persigue la asociación DigitalES.

Los reglamentos DMA y DSA, asimismo, representan dos piezas fundamentales de las bases jurídicas de la Europa digital del futuro. En este sentido, estas dos normas van a jugar un papel muy importante en el objetivo de que Europa ostente una mayor autonomía tecnológica, entendiendo como tal una autonomía tecnológica abierta -la digitalización es necesariamente global- y asentada en los valores europeos.

La “forma europea” de hacer negocios ha sido una historia de éxito para su industria y, como tal, ha beneficiado a la sociedad en su conjunto. Este enfoque se refleja en los valores de Europa y en sus principios del mercado único: apertura e inclusión, fomento de la competencia, la innovación y el libre comercio, y el aumento de la eficiencia. El concepto de «autonomía estratégica abierta» engloba todos estos principios y promueve una visión positiva que se basa en los activos estratégicos de Europa y permanece basada en sus valores.

Sobre la DMA: ¿qué entendemos por ‘guardianes de Internet’?

Con la DMA, la Unión Europea aspira a liderar la competencia en el mercado digital y a poner coto a las potenciales prácticas abusivas de los gigantes de Internet, cuyo tamaño trasciende el de muchas economías nacionales. Lejos de limitar la innovación, Europa busca asegurar que el desarrollo de la futura economía digital se asiente sobre unas garantías más sólidas para los usuarios -incluyendo los usuarios comerciales o empresariales – y para la libre competencia.

“Lejos de limitar la innovación, Europa busca asegurar que el desarrollo de la futura economía digital se asiente sobre unas garantías más sólidas para los usuarios y para la libre competencia”

 

Muchas de las incógnitas en torno a la aplicabilidad de la DMA recaen en la definición de ‘guardianes’ o ‘gatekeepers’ que, si bien queda bastante acotada en el texto, afloran ya casuísticas sujetas a diferentes interpretaciones.

Cabe recalcar que la Comisión revisará la clasificación de ‘guardianes’ cada dos años. Así, siguiendo mecanismos similares a los del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), la Comisión Europea tendrá la responsabilidad de efectuar las investigaciones de mercado pertinentes y velar por el correcto cumplimiento de la ley.

“El éxito de la implementación de estas leyes [DSA y DMA] será clave para erigirse en el patrón normativo global”, expuso Irene Roche, jefa de unidad en la Comisión Europea, durante el último congreso DigitalES Summit. Casualmente, esta mesa redonda se celebró solo un día después de que el Parlamento Europeo aprobara ambos textos, por amplia mayoría.

¿Y la DSA para cuándo?

Con un decalaje entre la aprobación de ambas normas de alrededor de un mes, se espera que la publicación de la Digital Services Act (DSA) en el Boletín Oficial de la UE tenga lugar antes de Navidad. Su entrada en vigor efectiva será más tardía: como mínimo, el 1 de enero de 2014.

A diferencia de la DMA, la DSA introduce nuevas figuras supervisoras a nivel nacional, que se comunicarán directamente con las grandes plataformas.

La autonomía tecnológica europea está estrechamente vinculada con la ansiada recuperación y transformación de nuestra economía, precisamente en un momento donde existen unos fondos históricos para conseguirlo. “Dentro de este momento histórico, surge un actor con una fuerza renovada: Europa. Y esa nueva fuerza debe ejercer su papel, también, en un marco [regulatorio] renovado”, resumió Víctor Calvo-Sotelo, director general de DigitalES, durante el Summit.

 

*Foto: Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión Europea, en una imagen de su intervención en DigitalES Summit 2021.


Posts relacionados:

> https://www.digitales.es/blog-post/opinion-por-un-europeismo-digital-consciente/

> https://www.digitales.es/blog-post/seis-preguntas-y-respuestas-sobre-la-regulacion-digital-que-llegara-de-europa/

> https://www.digitales.es/blog-post/las-12-metas-que-europa-debe-alcanzar-para-ser-competitiva-en-2030/

> https://www.digitales.es/blog-post/ursula-von-der-leyen-mercado-unico-digital/

 

Actualidad / DigitalES al día

DigitalES organiza una sesión formativa sobre los nuevos reglamentos europeos DMA y DSA

EVENTOS DIGITALES

11 de octubre 2022.- Los reglamentos DMA y DSA ya están a punto de ser publicados en el Diario Oficial de la UE, tras lo cual se abrirán plazos para su aplicación efectiva. Momento idóneo, por tanto, para repasar su contenido y cómo será su implantación.

En este contexto, DigitalES ha organizado esta mañana una sesión formativa sobre ambos reglamentos, de la mano de Deloitte Legal, exclusiva para sus asociados. La jornada ha contado con una exposición muy detallada del contenido de estas normas, que sin duda van a contribuir a atajar la asimetría regulatoria que existe entre los operadores de telecomunicaciones y las grandes plataformas tecnológicas. No en vano, el level playing field, como palanca para la competitividad, es uno de los principales valores que persigue la asociación DigitalES.

 


Información relacionada:

> DigitalES en Europa

> Hazte socio

 

Ir al contenido