Madrid, 10 septiembre 2020 – El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, ha animado hoy, durante su intervención en el DigitalES Summit 2020 a aprovechar el plan de recuperación europeo y los correspondientes planes de los estados miembros para avanzar en la transformación digital de la UE.

Breton ha indicado que la pandemia ha afianzado el rol de la tecnología digital en nuestra sociedad y ha acelerado la transformación digital. Ha añadido que hay que dar ahora un paso más y usar la tecnología de manera estratégica para ser líderes y construir nuestro mundo digital.

Ha señalado que es necesario aprovechar el potencial de los datos, básicos también para recuperar la actividad. En este sentido, ha dicho que hay que desarrollar infraestructuras adecuadas para almacenar las bases de datos y contar con una normativa adecuada.

Ha abogado por usar “nuestra tecnología” para mejorar la UE, aprovechando las oportunidades de los datos, la conectividad y la microelectrónica, creando, por ejemplo, la nube europea para datos industriales.

“Datos y conectividad son la piedra angular del futuro digital, motores de otras tecnologías en las que tenemos que invertir”, ha añadido.

El plan de recuperación europeo nos ofrece la oportunidad de apalancar esta transformación digital que no podemos, ha dicho Breton, dejar escapar.

Por último, ha apostado por una “soberanía” o “autonomía estratégica” europea, que no significa aislamiento, sino de defender intereses estratégicos, “ser asertivos en cuanto a nuestros valores y firmes en nuestras ambiciones y confiar en nuestros medios para que todo esto sea una realidad”.

Inteligencia artificial

Tras la apertura de la segunda jornada, ha tenido lugar la mesa redonda dedicada a la Inteligencia Artificial, que se ha abierto con la intervención de Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

En la misma línea que Breton, ha afirmado que nadie duda de que la reconstrucción económica pasa por lo digital. “Tenemos una oportunidad histórica para liderar esta evolución de nuestro tiempo, que va a ser digital y tecnológica, para reinventar nuestro país en clave digital”.

Ha repasado el fuerte impacto de la Inteligencia Artificial (IA) como herramienta de crecimiento y empleo cualificado, con un aumento del PIB del 11,5% en 2030 en las economías del sur de Europa.

Artigas, quien ha recordado que el Gobierno está ultimando la estrategia nacional de IA, se ha referido también a los retos en esta materia: tecnológicos, para que sea robusta; éticos, para que encaje con nuestros principios; y normativos, para que el entorno sea seguro y confiable, y social.

En la mesa han participado Alfredo Redondo, CEO de Altitude Software; Lucilla Sioli, director for Artificial Intelligence and Digital Industry (European Commission); David Pereira, head of Data & Intelligence for Europe de Everis; José Luis Maté, CCBU General Manager. CTO, Public IT Service de NEC.

Para Alfredo Redondo la clave en la IA, como puente, es el conocimiento, “queremos acceder a muchos datos, procesarlos”.

“Una gran diferencia entre el 11S y la COVID19 es que lo hemos vivido en tiempo real y a nivel global. Esto subraya que la realidad que se dibuja está basada en la cantidad y calidad del dato”, ha añadido.

Por su parte, Lucilla Sioli ha asegurado que la IA es un cambio tecnológico muy importante porque tiene un gran impacto en la sociedad y en muchos sectores, como la agricultura o las finanzas.

Frente a los problemas que puede originar esta tecnología ha defendido un marco regulatorio que ponga a las personas en el centro.

Este enfoque humanista de la IA es “un objetivo”, que va a caracterizar la sociedad en la que queremos vivir.

“Vamos a proponer un marco normativo para el año que viene en el que nos vamos a centrar en que las aplicaciones de IA de alto riesgo se puedan controlar, con análisis de riesgos, requisitos en cuanto a transparencia de las aplicaciones, cómo se alimenta el algoritmo o incluso probar antes la fiabilidad de estas aplicaciones”, ha apostillado.

En la misma línea, David Pereira ha sostenido que desde el punto de vista empresarial el tema ético no se puede dejar para más adelante, “cuando tengamos algoritmos pensando por nosotros”.

A su juicio, la madurez de la IA está en un momento crítico porque podemos empezar a automatizar tareas con un coste atractivo pero con inmadurez en la definición de lo que se busca de cara al algoritmo.

José Luis Maté ha puesto el acento en los datos y en el gran volumen que se necesita.

“No vale cualquiera, debe ser de calidad para que el algoritmo funcione bien, sin sesgos. Tienen que ser holísticos, exhaustivos”, ha explicado antes de apuntar el gran esfuerzo humano que se requiere para catalogarlos.

Ha coincidido con Pereira en que las empresas deben generar estrategias claras de IA, con marcos de gobernanza y capital humano nuevo.

5G

La segunda mesa Las redes 5G: competitividad, productividad y fiabilidad, ha tenido como ponentes a Óscar Pallarols, director global Comercial y de Innovación de Cellnex; Iván Rejón, head de Estrategia, Public Affairs, Marketing y Comunicación de Ericsson; María Luisa Melo, directora de Relaciones Institucionales, Comunicación y RSC de Huawei España; Arturo Sotillo, director general Iberia y América Latina de Juniper Networks e Ignacio Gallego, presidente de Nokia. Junto a ellos ha intervenido también Maite Arcos, directora general del Telecomunicaciones del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Maite Arcos ha afirmado que el mayor impacto que va a tener el 5G va a ser en las actividades económicas, no en las comunicaciones interpersonales, al menos por ahora.

“Billones de objetos estarán conectados a la vez, ofreciendo una cantidad ingente de datos que sumados a la inteligencia artificial y el Edge Computing darán posibilidades que aún no imaginamos”, ha apostillado.

Por su parte Pallarols ha coincidido en que el despliegue es progresivo y ha explicado que los dos grandes frentes en los que el 5G está siendo más activo son la densificación y las aplicaciones industriales.

Iván Rejón ha recordado que ya hay más de 90 operadores en el mundo y que en países como Corea los operadores ya están monetizando el 5G. Allí se ha comprobado que el usuario, gracias a la velocidad de descarga, multiplica por 3 el tráfico de datos.

Por su parte, María Luisa Melo, ha incidido en la correlación entre conectividad, 5G y productividad. El 5G, ha dicho, contribuirá con 15.000 millones al PIB de España en 2025.

“Al final la tecnología 5G es una plataforma, fundamental para el despliegue de grandes soluciones, de IA o de realidad virtual, una autopista para almacenar datos, y es una oportunidad para nuestro país y determinados sectores verticales”, ha agregado.

Arturo Sotillo ha coincidido en que el 5G es una transformación que forma parte de un todo, con el movimiento de los datos a la nube y la IA y ha planteado los desafíos que se plantean, por ejemplo con el cambio en la arquitectura de la red.

“El 5G viene con un pan debajo del brazo”, ha resumido Ignacio Gallego. Los estudios, ha apuntado, predicen que tras su implantación vamos a ver crecimientos a nivel mundial de doble dígito, con una generación de más de 20 millones de trabajo.

Nos va a permitir además, ha proseguido, disponer de hasta el 90% de los datos que hoy están enterrados y tendrá un impacto muy positivo en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

INVERSIÓN EN 5G

La jornada ha contado además con una conversación entre el presidente y CEO de Vodafone España, Antonio Coimbra, con la ex ministra de Ciencia e Innovación Cristina Garmendia.

Coimbra ha indicado que no podemos perder esta oportunidad para construir rápidamente las infraestructuras necesarias para el 5G, que nos van a permitir un salto en el liderazgo como país. “El momento es ahora”, ha remarcado.

Ha explicado que para que el 5G sea una realidad debemos invertir 10.000 millones de euros para llegar a casos de uso como el coche autónomo. “Con eso podríamos reducir la siniestralidad vial a 0”.

Garmendia se ha referido también a las pymes, que podrán trabajar de forma digital y ofrecer sus productos y servicios online gracias al factor transformador que supondrán las redes 5G.

Por su parte, el director general de RED.es, David Cierco, ha destacado el trabajo de su entidad para apoyar a pymes y autónomos para superar esta crisis, con la puesta en marcha del portal Acelera PYME, a lo que ha sumado el trabajo realizado para reducir la brecha digital, con el programa Educa en Digital y la finalización de la puesta en marcha de 10 pilotos de 5G de la mano de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales. 

También han participado Pilar del Castillo, presidenta del European Internet Forum, y diputada del Parlamento Europeo y Lina Gálvez, vicepresidenta de la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo, quien ha destacado la importancia de reforzar las capacidades digitales de los trabajadores y de impulsar la participación de las mujeres en las áreas STEM.

Pilar del Castillo ha apuntado que hoy no hay un solo sector que escape del impacto de la digitalización y ha calificado de urgente la necesidad de que Europa acelere su transformación digital, tomando medidas en el corto plazo, pero con una visión larga, por ejemplo, con el apoyo financiero que necesitan las pymes para acometer el proceso o medidas de apoyo para el despliegue del 5G.

Descargar nota de prensa