Madrid, 3 de diciembre 2020.- El secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, ha afirmado hoy que los centros de datos y puntos de interconexión son el corazón de la nueva era de digitalización y ha asegurado que el Gobierno, por primera vez, ha puesto el foco en los mismos incluyéndolos en los planes que tienen como objetivo que España sea el hub del sur de Europa.

Durante su intervención en la Jornada “Oportunidades de inversión en infraestructuras digitales”, organizada por Banco Sabadell y DigitalES, Sánchez ha agregado que esta posición de España es fundamental para atraer un tipo de inversiones muy importantes para el futuro de nuestra sociedad.

Ha explicado que los centros de datos, junto con las infraestructuras digitales transfronterizas y los cables submarinos, se incluyen por primera vez en el anteproyecto de Ley General de Telecomunicaciones, y ha garantizado un diálogo permanente con el sector por parte del Gobierno.

Tras destacar el desarrollo de los centros de datos y puntos de interconexión en los últimos 15 años, debido un “gran proceso inversor” movido exclusivamente por el sector privado, ha indicado que el arranque del 5G dará un mayor protagonismo al sector.

Para Sánchez, estamos ante un “nuevo ciclo inversor”, recogido en la Agenda Digital España 2025. Ha hecho referencia también a los Fondos de recuperación europeos como oportunidad para llevar a cabo la digitalización del país y ha recordado que los Presupuestos Generales del Estado incorporan 883 millones de euros para este fin, de los cuales 583 son para el plan de conectividad y otros 300 para el desarrollo del 5G.

La directora general de DigitalES, Alicia Richart, ha afirmado que los inversores privados están cambiando el foco y han pasado de las infraestructuras de transporte a las infraestructuras digitales y renovables por el más que predicible aumento de la demanda y del tráfico. La pandemia, ha indicado, no ha hecho más que acelerar este proceso al limitarse la movilidad de las personas y aumentar drásticamente el tráfico de datos.

Richart ha subrayado que es necesario reforzar las infraestructuras digitales, que se han convertido en “críticas” debido al citado aumento de sus capacidades y flujos de datos, base del proceso de digitalización. “La siguiente gran ola de inversiones va a ser en este sector”, ha apostillado.

La jornada ha contado además con dos mesas redondas, la primera de ellas dedicada  al “Posicionamiento de España en Centros de Datos”.

“Vivimos un momento dulce dentro del sector, ha dicho Santiago Hernández, VP Sales de Data4, quien ha apuntado que los centros de datos se han convertido en uno de los activos más valorados, con una rentabilidad del 22%, un 19% por encima de la logística.

Ha asegurado que las inversiones en infraestructuras digitales han venido para quedarse en España, pero principalmente en Madrid.

Por su parte, Ignacio Velilla, director general de Equinix, ha remarcado que la oportunidad de España para convertirse en el gran hub digital del sur de Europa es posible gracias al trabajo y las inversiones realizadas durante muchos años. En este sentido, ha pedido que todos los “players”, los data center, sigan remando juntos desde la “visión conjunta” que ya tienen.

Sobre la importancia de las infraestructuras digitales también se ha pronunciado Robert Assink, director general de Interxion. “Si entre todos nos unimos y convertimos a España en un hub digital de verdad, y estamos en el buen camino para ello, la inversión en centros de datos se puede multiplicar por cinco y el efecto del PIB local se multiplicaría por 12”, ha afirmado. A ello habría que unir un aumento del empleo de calidad y la generación de 2.000 puestos de trabajo, solo con los data centers.

Por último, Ignacio San Miguel, head structured Finance EMEA del Banco Sabadell, ha coincidido con la directora general de DigitalES en que las infraestructuras de transporte están “de capa caída” en el apetito inversor, que ha puesto la mirada en el ecosistema digital porque la rentabilidad es mayor y va a ser una “utility” fundamental para el sistema.

Manuel Beldarrain, managing director, Macquarie Capital, ha relatado como su compañía, que siempre había trabajado en “asfalto, cemento, transportes, hospitales o colegios” se ha ido moviendo hacia otros ámbitos, como la búsqueda de la energía verde, las Smart cities, el vehículo eléctrico o las telecomunicaciones.

El 5G como impulsor de la digitalización

En la segunda mesa, sobre “Nuevos Modelos de Negocio en Infraestructuras”, el director general de Cellnex, Albert Cuatrecasas, se ha referido al 5G como una “plataforma habilitadora para la revolución de todos los sectores” y ha indicado que desde el punto de vista de las infraestructuras será necesario poner nuevas antenas para que estas estaciones puedan servir ese gran consumo de datos que se va a producir. Entre los casos de uso de 5G en los que trabaja Cellnex, ha destacado el proyecto 5GMED en el Corredor Meditérraneo.

Desde Hispasat, su director de negocio, Ignacio Sanchis, ha detallado el papel de los satélites en el despliegue del 5G, fundamental para lugares donde no llega la fibra como zonas de difícil acceso o donde por su baja densidad no es rentable llevarla.

Esther Garcés, CEO de Islalink, se ha centrado en el impacto de las infraestructuras digitales, que son ya “críticas” en nuestro modo de vida y ha puesto en valor los cables submarinos, con más de 400 en servicio, más de 1 millón de km desplegados y una inversión de 2.000 millones de euros en los últimos cuatro años que hacen que el 95% del tráfico de internet viaje por ellos.

José Antonio Vázquez, CEO de Onivia ha hecho un análisis a futuro del sector en España, donde la existencia de más operadores ha llevado a una minoración de los ingresos de los “players tradicionales”, debido a la competencia, y donde se ha hecho una gran inversión.

Estos dos efectos, ha dicho, hacen pensar que vayan a seguir proliferando modelos de segregación de infraestructura, porque generan valor a los operadores. “Es un modelo que va a crecer en los próximos dos años y que luego podría dar lugar a un proceso de concentración”.

Blanca Ceña, managing director de Vantage Towers, ha sumado el factor sostenibilidad al sector tecnológico desde el punto de vista de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con la vista puesta en el cierre de brechas o el uso de energías de origen renovable.

Ignacio San Miguel, head Structured Finance EMEA de Banco Sabadell, ha cerrado la jornada con una referencia a la buena posición que ocupa España en el ámbito tecnológico, “con los deberes hechos”, y un mensaje de apoyo al sector, que estará -ha asegurado- acompañado por el sector financiero en este nuevo crecimiento.

Descargar nota de prensa