Actualidad / Blog

De la biometría a los exoesqueletos: 10 retos para innovar en 2023 que pueden transformarse en oportunidades de negocio

¿Cuáles son los principales retos para innovar en el año 2023? ¿Desarrollar una soberanía tecnológica que nos haga menos dependientes de terceros? ¿Combatir el fraude online? ¿Gestionar mejor el talento para adelantarnos a la Gran Renuncia? 

Un grupo de 57 investigadores de la Universidad Carlos III, en colaboración con el equipo de Disruptores e Innovadores (D+I), han trabajado en para dar respuesta a estas preguntas e identificar los 10 retos a los que se enfrenta la sociedad española para impulsar hoy el I+D+i. El resultado es un estudio que fue presentado el pasado martes, en un evento inaugurado por la secretaria general de Innovación, Teresa Riesgo y el comisionado del PERTE Chip Jaime Martorell, al que también acudió DigitalES. 

Como se destacó durante la presentación, los retos identificados son también oportunidades de negocio. De su correcta resolución depende en buena parte la capacidad de España para asumir un rol más importante en los próximos años, no solo por su trascendencia económica, sino también social y medioambiental, ya que se relacionan directamente con 12 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. 

Esta son los desafíos identificados por la Universidad Carlos III: 

1.-Soberanía tecnológica. La Unión Europea quiere situar a la región en el centro del concepto de soberanía tecnológica con el foco puesto en la transparencia y la autonomía estratégica, reformulando la regulación de su economía digital. Con una visión humanista, el objetivo de la UE es promover la competencia dentro del Viejo Continente, pero en base a una serie de derechos digitales, protección de datos personales y la circulación de información a nivel transfronteriz 

2.-La era cuántica. De las comunicaciones a la computación. Las tecnologías cuánticas, con especial traslación en la computación cuántica, lleva con nosotros algún tiempo, aunque está siendo ahora cuando los requerimientos de refrigeración y la estabilidad de estos equipos comienza a dar lugar a máquinas capaces de ofrecer cálculos nunca antes viables. La supremacía cuántica, anunciada -y posteriormente rebatida- por varios fabricantes a lo largo de los últimos meses, nos posiciona en un momento trascendental para la adopción real de esta innovación, llevándola de las musas al teatro. 

3.-Exoesqueletos y robótica inmersiva, híbrida e inclusiva. Los exoesqueletos han pasado, en unos pocos años, de parecer un objeto de ciencia ficción a ser toda una realidad con importantes y valiosos casos de uso en sanidad, industria o logística. La firma de análisis IDC estima que el gasto europeo en exoesqueletos alcanzó los 283 millones de dólares en 2021 y crecerá porcentualmente a una tasa sólida de dos dígitos hasta llegar a 2025. 

Exoesqueleto
Web EksoBionics

 

4.-Por un mundo cada vez más sostenible y eléctrico. En el marco de la transición verde impulsada por la Unión Europea y que configura uno de los ángulos transversales de los ODS de la ONU, la electrificación se antoja como la punta del iceberg de dicho movimiento. 

5.-El fraude online y la biometría como respuesta de confianza. La cada día mayor digitalización de la sociedad ha transformado nuestro modo de trabajar, estudiar, relacionarnos y, como no, adquirir y contratar productos y servicios de cualquier tipo, todo ello con Internet como común denominador. Este escenario exige nuevas medidas de seguridad. 

6.-La disrupción en las industrias culturales. La irrupción de nuevos formatos como YouTube, Netflix, Twitch o TikTok ha ido acompañada de un cambio radical en la manera de producir contenidos dentro de la industria cultural, así como en la forma en la que los usuarios los consumen y se interrelacionan con ellos, pasando de ser sujetos pasivos a activos. 

7.-Metaverso ¿ciencia o ficción? El metaverso ha pasado de ser un concepto prácticamente desconocido o vinculado únicamente a la ciencia ficción a acaparar titulares, conversaciones y largos debates, así como a dar pie a nuevos puestos de trabajo e, incluso, líneas de investigación e innovación dentro de las compañías de todos los tamaños. 

metaverso 2023

8.-Inteligencia Artificial para una logística más eficiente. El reto no es otro que incrementar la eficiencia y competitividad de las empresas y, al mismo tiempo, responder a las demandas que la globalización, las ciudades inteligentes o el compromiso con la sostenibilidad plantea nuestra sociedad hoy. 

9.-La amplificación del IoT para conectarlo todo. Gartner estima que habrá 20.400 millones de objetos inteligentes en funcionamiento para finales de la década. A su vez, la GSMA estima un mercado global del internet de las cosas valorado en más de un 1,1 billón de dólares para el año 2025. La razón de semejante volumen de negocio radica en el paso del interés de negocio desde la conectividad pura y dura a las plataformas, aplicaciones y servicios 

10.- La gran renuncia y la gestión del talento. Aunque al principio se debatió sobre si la Gran Renuncia podría tratarse de algo circunstancial (derivado de la actitud conservadora de los trabajadores durante la incertidumbre de la pandemia), ahora no cabe dudas de que esta ‘gran renuncia’ se debe a factores estructurales de un mercado laboral cada vez más exigente, un mayor reconocimiento de la salud mental en el trabajo y la irrupción de nuevas generaciones en el entorno profesional, quienes priman actitudes y valores -como la sostenibilidad o la flexibilidad- por encima de los alicientes clásicos -salario o ascensos, entre otros. 

Gran renuncia

En la elaboración del informe han participado 57 investigadores, de los cuales el 40% son mujeres, pertenecientes a 52 grupos de investigación. El 56% de los investigadores trabajan en las áreas de ingenierías y ciencias experimentales en el campus UC3M de Leganés, mientras que el 44% trabajan en las áreas y facultades de ciencias sociales y jurídicas, y de humanidades, comunicación y documentación en el campus UC3M de Getafe. Expertos de los 29 Departamentos de la Universidad Carlos III de Madrid han colaborado en las cuatro ediciones del proyecto.  

Ir al contenido