Actualidad / Blog

10 medidas para acercar la tecnología a las personas mayores

El Comité de Impulso del Día de Internet, del que forma parte DigitalES, ha creado el «Manifiesto para facilitar el acceso y el uso de las tecnologías digitales a las personas mayores», o #ManifiestoMayoresDigitales, un decálogo de propuestas para una transformación digital que no se olvide de nuestros mayores. Desde DigitalES, hemos elaborado la siguiente infografía para dar a conocer los grandes postulados de este trabajo:

Infografia Mayores DigitalES

 

Con estas 10 propuestas se busca potenciar la formación tecnológica de las personas mayores, pero también velar por que los dispositivos, apps y servicios sean accesibles y fácilmente manejables por personas de todas las edades.

Asimismo, se pretende eliminar cualquier tipo de sesgo algorítmico por cuestiones de edad, invertir en estudios para anticiparse a las demandas y necesidades de los mayores y potenciar la importancia del talento senior para darle la verdadera cabida que merece en la sociedad digital.

Medidas, en definitiva, encaminadas a garantizar la igualdad para todos y a acercar la tecnología a un sector de edad al que pertenece una de cada cinco personas en España, y sin cuyo talento y conocimiento resulta impensable avanzar hacia una sociedad digital más justa, equilibrada y competitiva.

Tecnologías al servicio de todas las personas

¿Cómo hacer que las personas mayores tengan habilidades para utilizar los chatbots o los formularios telemáticos, y no se sientan discriminados por la tecnología, sino amparados por ella? Es una de las principales preocupaciones de la sociedad. Más de un 20% de la población española, unos 9 millones y medio de personas, tienen más de 65 años. De ellos, un 30% tienen algún tipo de discapacidad.

Si a esto le sumamos el acelerado desarrollo tecnológico de los últimos años, nos encontramos ente un riesgo serio de que amplios colectivos de la sociedad no puedan usar determinados servicios vitales para el funcionamiento de la misma, viendo así reducidos sus derechos respecto al resto de los ciudadanos. El envejecimiento saludable pasa igualmente por un correcto uso de las tecnologías.

La pandemia del COVID-19 ha incentivado la adopción de herramientas digitales por parte de nuevos colectivos de la sociedad. Las circunstancias ayudaron a cambiar hábitos que, de otro modo, habrían tardado muchos años en hacerlo. Ahora bien, la digitalización debe entenderse como una herramienta al servicio de las personas. Desde DigitalES hacemos relieve en las palabras ‘al servicio’. Por ello, en ámbitos como la atención al consumidor, abogamos por que los canales digitales complementen aquellos otros que puedan necesitar los clientes.

Tercera edad

 

Por otra parte, cabe incidir en la importancia de la usabilidad y accesibilidad de las propias herramientas digitales, a lo que ayuda la progresiva madurez digital de las organizaciones. Que se produzcan muchas quejas y reclamaciones no ayuda a nadie; ni al cliente, por razones obvias, ni a las empresas, que reciben un fuerte impacto reputacional y reducen sus opciones de venta cruzada.

La brecha de uso digital tiene que ver, principalmente, con circunstancias socioeconómicas, culturales y con una capacitación digital insuficiente. Resolver este desafío es uno de los grandes objetivos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, pues esa capacitación digital será la palanca que permita acelerar la transformación digital, fuente a su vez de competitividad, eficiencia, innovación y bienestar social.

El #ManifiestoMayoresDigitales forma parte de las actividades promovidas para la celebración del #díadeinternet, a iniciativa de la Asociación de Usuarios de Internet. DigitalES, como parte de este comité y dentro de su compromiso por una digitalización socialmente responsable, apoya y suscribe este decálogo.

No en vano, las empresas representadas por DigitalES se distinguen por su carácter responsable y comprometido, con una apuesta decidida por el bienestar de la ciudadanía. Asimismo, DigitalES ha creado recientemente un subgrupo dentro de la línea de trabajo de Digitalización Sostenible, desde el que se abordará la sostenibilidad social del cambio digital. La patronal completa así su mirada a las transformaciones que ocasiona la transformación digital en los planos económico, medioambiental y, ahora también, social.