0

La violencia de género ha aumentado un 40% entre los adolescentes en los últimos años, según datos de la Fundación ANAR. Es un dato tremendamente alarmante, máxime si tenemos en cuenta que uno de cuatro menores de 30 años piensan que ciertos comportamientos de control forman parte de la normalidad de la pareja .

Y nada más lejos de la realidad. La normalización de actitudes sobreprotectoras, y la exigencia de entrega total está en la raíz de la violencia de género. 

Como bien refleja esta campaña de Orange, tener pareja no significa compartirlo todo. Si tu pareja se sabe la contraseña de tu móvil o te revisa los mensajes que envías estamos ante un caso de violencia de género. Si controla tu móvil te controla a ti. 


El Cibercontrol se caracteriza por el control por parte de uno de los miembros de la pareja a través de la tecnología. Una de las consecuencias más graves es el maltrato. Y el control a través de las redes sociales está al inicio de la violencia física.

Según el informe “Voces tras los datos”, la violencia de género empieza con el control de la ubicación, las amistades o el móvil y puede generar en violencia física severa si no se detiene a tiempo. Por ello, es importante frenar este control desde el inicio, con medidas como no autorizar la lectura de tus mensajes o conversaciones, no compartir fotos comprometidos y no compartir la contraseña con nadie. Solo así se frena el cibercontrol. 



En esta línea, Telefónica ha lanzado la campaña #ControlarNoEsAmar, para alertar de los riesgos del Cibercontrol , sumándose así al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre. En su web Dialogando.es se recogen consejos para romper este control.  

Ahora bien, ¿qué hacer si no se han tomado las medidas oportunas ni se ha detenido a tiempo esta violencia de género? La tecnología permite contar con servicios de teleasistencia telefónica o apps que pueden ayudar a proteger a víctimas del maltrato y que ya están al servicio de diferentes organismos. Estas son algunas:  


LIBRES es una aplicación desarrollada por Telefónica para teléfonos móviles (sistemas operativos IOS y Android) que permite informarse acerca de los pasos a seguir ante una situación de violencia de género, conocer los recursos telefónicos y presenciales que están a su alcance, conocer las medidas de autoprotección que puede y debe tomar para salvaguardar su seguridad y la de sus hijos.

ATENPRO es el Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género del Ministerio de Igualdad promovido por la Fundación Vodafone y Cruz Roja. Permite estar conectada con la Centrales de Control de Alarmas, cobertura en cualquier ubicación con acceso móvil, localización por GPS, etc. Atiende actualmente a más de 13.000 mujeres.

016: es la línea de atención a las víctimas de malos tratos que, gracias al acuerdo entre Gobierno y operadores de telecomunicaciones, no deja rastro en la factura de teléfono. Además, desde este año se puede también eliminar este número del registro de llamadas de terminales Android de nueva adquisición. Los fabricantes que han implementado esta nueva funcionalidad son BQ, Huawei, LG, Samsung y ZTE.

My112: esta app desarrollada por Telefónica permite al 112 en Cataluña identificar si la llamada la hace una víctima de violencia machista, geolocalizar a la mujer para una activación inmediata de los Mossos d’Esquadra y de los servicios de emergencia, y enviar mensajes de aviso a hasta seis amigos y familiares.  

cuéntanos Qué te ha parecido
este articulo

INCIAR SESIÓN CON:

0 COMENTARIOS