0

Es una pieza clave en las economías del futuro. Las empresas que apuesten por ella subirán su rentabilidad un 38% y se calcula que su impacto económico puede suponer 14.000 millones de dólares en VAB* (valor añadido bruto) en el año 2035, pero ¿cuáles son los sectores que más notarán los beneficios de la inteligencia Artificial? ¿En cuáles impacta de forma directa y cambiará su forma de trabajar para siempre?

Un informe de Accenture revela cuáles son esos sectores y analiza cómo sacarle el máximo partido a estas nuevas tecnologías que en realidad, tampoco son tan nuevas, ni son cosa del futuro. Un 30% de los trabajadores emplea ya tecnología inteligente más de la mitad de su tiempo y un 72 % de los trabajadores españoles considera que la IA tendrá un impacto positivo en el entorno laboral, diez puntos por encima de la media mundial.

Ahora bien, ¿a qué sectores afecta especialmente? El estudio revela que los más beneficiados serán información y comunicación, fabricación y servicios financieros. Los sectores donde menor crecimiento económico generará serán la educación, los servicios públicos y los servicios sociales.

Para llegar a estas conclusiones, el estudio compara dos escenarios para cada sector. En primer lugar, el baseline o escenario de referencia muestra el crecimiento económico esperado en los sectores sobre la base de supuestos actuales. En segundo lugar, la situación estable de la IA muestra el crecimiento esperado con su integración en los procesos económicos. Dado que hace falta un tiempo para que el impacto de una nueva tecnología arraigue, utiliza 2035 como año de comparación. 

En el sector de la información y la comunicación, que depende intensamente de la tecnología, las capacidades de la IA pueden fusionarse con los sistemas existentes para generar 4,7 billones de dólares en valor añadido bruto en 2035. 

Pero el aumento más llamativo se da en el sector de la fabricación, donde la Inteligencia Artificial puede incrementar un 45% el crecimiento económico. Las tecnologías actuales de IoT permiten que dispositivos físicos, como las cadenas de montaje, se conecten y comuniquen con sistemas digitales. Asimismo, la IA puede tender puentes entre las formas de automatización y aprendizaje actuales con modelos más avanzados.  



Por su parte, el sector de los servicios financieros puede utilizar las tecnologías de la IA para relevar a los trabajadores del conocimiento de tareas rutinarias y repetitivas, como consultas genéricas de los clientes, revisiones de hipotecas e investigación de mercado. En general, este sector se beneficiará de 1,2 billones de dólares en VAB adicional en 2035.

En realidad, el estudio revela que hasta los sectores menos beneficiados por la implantación de la Inteligencia Artificial experimentarán aumentos significativos de las tasas de crecimiento del VAB. La educación verá un aumento del 0,9 % al 1,6 % en 2035 y, los servicios sociales, del 1,6 % al 2,8 %, lo cual generará aumentos sustanciales en el rendimiento económico.

¿Cómo genera valor la inteligencia artificial? 

Gracias a las nuevas tecnologías, los trabajadores pueden delegar tareas de bajo valor a la IA y ser más productivos en sus tareas principales. Ello genera un enriquecimiento del capital y del trabajo.

En segundo lugar, la IA ofrece enormes ventajas sobre la automatización tradicional, bien agilizando la cadena de producción, facilitando la gestión de la cadena de suministro o simplificando el proceso de venta. Es lo que se llamado automatización inteligente.

Por último, al acelerar el desarrollo de nuevos productos, la IA ayuda a potenciar la innovación, eliminar los costes redundantes y generar nuevos flujos de ingresos para aumentar la rentabilidad. 

Lo cierto es que las previsiones son optimistas. Un 63 % de los altos ejecutivos a nivel mundial piensa que la inteligencia artificial permitirá crear nuevos puestos de trabajo en los próximos tres años, una cifra que en el caso de España se eleva al 67 %. No será tarea fácil, claro. La clave, concluyen los expertos, está en potenciar a las personas y evolucionar tu negocio. El tiempo de la inteligencia Artificial está cada día más cerca. 

* El VAB es un indicador de producción que expresa el valor de los bienes y servicios producidos en un sector determinado. Podría entenderse como la contribución de diferentes sectores al crecimiento económico. 

cuéntanos Qué te ha parecido
este articulo

INCIAR SESIÓN CON:

0 COMENTARIOS