Actualidad / Blog

Sevilla se estrena como ‘Smart City’ esta Semana Santa

Inteligencia Artificial, luces graduables y GPS para controlar la seguridad de las calles

Desde Nueva York a Melbourne, pasando por Copenhague, Ámsterdam, Oslo, Bogotá, Madrid o Barcelona. Todas las ciudades del mundo pelean por conseguir el apelativo de ‘Inteligente’, pero… ¿qué es exactamente una ‘Smart City’?


Es un concepto emergente y en constante revisión, que puede afectar a más o menos áreas, pero principalmente se define como aquella que detecta las necesidades de sus ciudadanos, y reacciona a estas demandas transformando las interacciones de los ciudadanos con los sistemas y elementos de servicio público en conocimiento.   

Según el último informe del IESE sobre Ciudades Inteligentes, Nueva York lidera el ranking mundial seguida de Londres y París. Madrid (28), Barcelona (35), Málaga (51), Valencia (63), Sevilla (68), Bilbao (75) y La Coruña (78) son las ciudades españoles que aparecen en un estudio que analiza 181 ciudades de 80 países.

El estudio, de carácter anual, está dividido en diez pilares: economía, capital humano, cohesión social, medio ambiente, gestión pública, gobernanza, planificación urbana, proyección internacional, capacidad tecnológica y sistema de transporte. No son pocos, de hecho, los factores que definen a una ciudad como ‘inteligente’. 

Pero si volvemos a la definición más pragmática y entendemos por Smart City aquella que detecta y resuelve los problemas de sus ciudadanos, Sevilla subirá sin duda muchos puestos en el ranking en las próximas ediciones gracias a la gestión que está realizando precisamente estos días, cuando la ciudad cuelga el cartel de completo gracias a la afluencia de turistas debido a la Semana Santa.

La capital hispalense garantizará la seguridad de ciudadanos y turistas en las multitudinarias procesiones de Semana Santa gracias a medidas de inteligencia artificial, GPS y luces graduables, en un proyecto que convertirá a la ciudad en “laboratorio de Smart City” que permitirá mejorar la seguridad y coordinación, además de aportar información relevante para la toma de decisiones.

Este proyecto, pionero en toda Europa, incluye mecanismos para controlar la afluencia de personas. En unos días en los que su población se multiplica considerablemente, la capital andaluza suma a su sistema de videovigilancia un centenar de cámaras por las principales calles y puntos de paso de las hermandades. De estas, 18 son “cámaras de aforamiento”. 

Estos dispositivos ofrecen información en tiempo real del número de personas que hay, de las que pasan, alertan de si se supera el aforo permitido e, incluso, detectan si la gente corre y, por lo tanto, si se está produciendo una avalancha.

Las cámaras de ultra alta definición pueden generar una imagen cuyo tamaño es de hasta tres veces mayor que la de los teléfonos móviles más avanzados (hasta 30 megapíxeles), permitiendo la identificación de personas a varios cientos de metros.

Además de ofrecer imágenes de alta definición con la reducida luz ambiental que acompaña a las procesiones, estas cámaras permitirán la localización de sospechosos entre la multitud y la búsqueda de focos de incidentes reduciendo la investigación a pocos minutos, gracias a la incorporación de inteligencia artificial

Por su parte, las farolas típicas de la ciudad, sin alterar la arquitectura urbana, se han ‘tuneado’ con 163 luminarias tipo led que no tienen nada de común. Están conectadas en la plataforma inteligente que desarrolla Cisco, y pueden graduarse desde el panel de control como una luz tenue del siglo XVIII, subir a una luz más blanca en el momento en el que la Policía pida más iluminación o incluso «iluminar al 110 por ciento» si las fuerzas de seguridad piden activar ese botón antipánico.

Por último, habrá equipos GPS instalados en la Cruz de Guía, que marca el inicio de las hermandades, y en cada uno de los pasos que permitirán controlar cada cofradía con precisión desde el panel de control de ‘Smart City’. Y se probarán también en seguridad aplicaciones de marketing directo como las que ahora permiten por ejemplo cuando se accede a un centro comercial que te llegue un SMS informándote de la oferta del día o de la tienda con un producto en promoción. 

Se han instalado cien balizas que permiten que en un radio de 70 u 80 metros de cada una de ellas, llegue al móvil del ciudadano un mensaje que solo se enviará por seguridad y en caso de emergencia, no como servicio público. Bastará con tener instalada una app muy común en el móvil de los sevillanos a los que les gusta y siguen la Semana Santa, el programa de Canal Sur Radio ‘El Llamador’.

En definitiva una serie de medidas desarrolladas por el ayuntamiento sevillano en colaboración con las empresas Bosch, Cisco, Ferrovial y Telefónica que responden a una demanda específica de la ciudad en un momento concreto, utilizando para ello tecnología punta y sistemas de conocimiento. Sevilla será, esta Semana Santa, una ‘ciudad inteligente’.