Actualidad / Blog

¿Por qué Segovia y Talavera de la Reina se convertirán en ciudades inteligentes con la llegada del 5G?

Ambas localidades castellanas se convertirán en “laboratorios vivos” durante los próximos tres años

Segovia (53.000 habitantes) y Talavera de la Reina (83.300 habitantes) serán próximamente las ciudades más avanzadas en conectividad de toda España, y las pioneras en probar la tecnología 5G. Telefónica ha elegido a estas poblaciones para desarrollar los primeros casos de uso de estas redes en nuestro país, dentro de su programa Ciudades Tecnológicas 5G.

Ambas localidades castellanas se convertirán en “laboratorios vivos” durante los próximos tres años, con diferentes propuestas que van desde las primeras capacidades de la quinta generación móvil hasta el despliegue de la nueva red y el desarrollo de casos de uso. Ahora bien, ¿cómo afectará realmente a la vida de sus ciudadanos? ¿Es cierto que podremos ver el primer coche conectado circulando por Segovia o la primera app de realidad virtual sobre 5G en Talavera?

Rotundamente sí, o al menos ese es el objetivo de una campaña que ya está en marcha y que va a convertir a estas dos ciudades en el centro de todas las miradas. Sus habitantes se beneficiarán de una red que ganará en velocidad, en latencia (menor) y en capacidad. 

La nueva red, una vez desplegada, multiplicará por 10 la velocidad experimentada por el cliente, reducirá hasta 50 veces la latencia y multiplicará por 1.000 el tráfico de datos. Una verdadera maravilla para los internautas. Si hay un lugar donde quieras ver un video de ultra alta definición en los próximos años ese lugar se llama Segovia o Talavera.

Pero, ¿qué más experimentarán los segovianos y talaveranos más allá de la velocidad de Internet? ¿Por qué podemos empezar a hablar de ciudades inteligentes? Está previsto que el 5G traiga muchas ventajas y una de ellas es la llegada de los primeros coches conectados.

Por su parte, Talavera de la Reina será la primera ciudad del mundo en llevar a cabo una obra de teatro en realidad mixta, combinando realidad aumentada y virtual con el entorno tangible. La obra elegida no es otra que La Celestina.

Y habrá muchas otras cosas. Las nuevas pruebas se centrarán mucho en el turismo, donde se probarán servicios con aplicaciones de realidad virtual y aumentada. También en la automatización y digitalización de procesos industriales, especialmente en Talavera de la Reina, donde la cerámica goza de una reconocida tradición de más de cinco siglos. 

Los que circulen por Segovia o Talavera estarán conectados a la infraestructura de las ciudades (semáforos, señales…) con el fin de mejorar la seguridad vial y la gestión del tráfico. Telefónica, que desarrolla el proyecto con Nokia en Segovia y con Ericsson en Talavera, está colaborando con SEAT y FICOSA para poner en marcha el V2X o vehicle to everything.

Las pruebas con drones, donde la latencia reducida es clave, serán también constantes en unas ciudades, donde la telemedicina, la implantación de IoT (Internet of Things) o los weareables alcanzarán su máximo desarrollo, al darse las condiciones idóneas para ello.

El objetivo, según comentó el director de Operaciones, Red y Tecnologías de la Información (TI) de Telefónica, Joaquín Mata, es crear un ecosistema tecnológico y social «muy potente» que convierta además a estas ciudades en un los «dos Silicon Valley castellanos» y les permita tener un mayor crecimiento y generar empleo.

Desde luego, una oportunidad única para entrar de lleno en la era digital y convertirse en prototipo de ciudades inteligentes. El futuro ya está aquí para todos, pero empieza antes en Segovia y Talavera.