Actualidad / Blog

Opinión- Rumbo a una economía española 100% digital

Artículo extraído del informe ‘Sociedad Digital en España 2023’, publicado hoy Fundación Telefónica. Páginas 68-69.

 

Rumbo a una economía española 100% digital

La digitalización es una generadora neta de eficiencia, de innovación y de nueva riqueza. En DigitalES, basándonos en las cifras que publica el INE, estimamos que el sector de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) representa un 11% del producto interior bruto (PIB) de España de forma directa, y más del doble de forma indirecta.

Sin embargo, el influjo real de la digitalización sobre la economía es muy superior. Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, lo expuso de manera magistral en el libro ‘Pulsa actualizar’ (Ed. HarperCollins): «¿Qué preferiría usted, ser millonario en los años veinte o mileurista en 2018?».

El PIB, como métrica, se desarrolló en la década de 1930, en un entorno industrial muy diferente al actual. Este indicador no recoge, por ejemplo, el valor de los servicios digitales prestados al usuario final de forma gratuita -los ingresos por publicidad se consideran insumos intermedios-, y por tanto quedan fuera del cálculo oficial sobre la aportación de la tecnología a nuestra economía.

En definitiva, si los indicadores macroeconómicos clásicos nos hablan ya de una contribución al PIB (incluyendo el impacto indirecto) superior al 20%, podemos asumir que la aportación real a la prosperidad de nuestro país es muchísimo mayor. La llamada ‘economía digital’ trasciende el sector TIC y permea a todos los sectores de actividad, empezando por las empresas líderes de cada industria y extendiéndose después hacia la parte más baja de la cadena: las pymes y micropymes.

En este contexto, que ya es digital, son necesarios tres elementos: infraestructuras digitales, herramientas y formación.

Los fondos Next Generation, y las acciones regulatorias de apoyo al sector de las Telecomunicaciones, deben servir para consolidar la ventaja competitiva de España en las redes de la nueva economía digital.

Al tiempo, todo esfuerzo por impulsar las infraestructuras digitales debe acompañarse de un marco regulatorio propicio, que vele por la innovación dentro de los principios inalienables de inclusión, fomento de la competencia y libre comercio de la Unión Europea. Para DigitalES, el único mercado digital viable es aquel que sea justo, equilibrado y establezca condiciones de igualdad para todos los actores del ecosistema.

En segundo lugar, ejemplos como el Kit Digital deben servir para consolidar las herramientas para desenvolverse en Internet que constituyen la mayor palanca de oportunidades a nuestro alcance. En sentido inverso, la falta de acceso o de conocimientos digitales representa un factor de desigualdad, generando nuevas brechas sociales o agravando las preexistentes.

Por lo anterior, es imperativo que aceleremos la velocidad a la que los pequeños negocios en España se integran en la economía digital. Máxime, en un país donde más del 90% del tejido empresarial tiene menos de 10 trabajadores en plantilla.

Por último, se deben mejorar las competencias digitales de la ciudadanía. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia nos ofrece una oportunidad de oro para impartir, de manera coordinada, formación en competencias digitales básicas para pymes, personas mayores y otros colectivos. Ésta es muy importante porque despierta la conciencia sobre la importancia de subirse al tren digital, y consigue evitar la exclusión de quienes la reciben.

Se necesita también formación para la recualificación y la especialización tecnológica de los profesionales. Formación, en este caso, orientada a la empleabilidad de las personas. Desde DigitalES, somos activos ayudando a las administraciones públicas a actualizar el catálogo de cualificaciones profesionales, y diseñando para entidades públicas o privadas los itinerarios formativos que demandan las empresas que representamos y somos conscientes del efecto tractor que pueden generar las grandes organizaciones sobre su cadena logística y, finalmente, sobre toda la red de pymes y micropymes.

En definitiva, caminamos rumbo a una economía 100% digitalizada, y combinando acciones para el fomento de las infraestructuras, las herramientas y la formación digital, tenemos la capacidad de acelerar el paso para disfrutar de todas las nuevas oportunidades que nos trae la transformación digital.

Víctor Calvo-Sotelo, director general de DigitalES

 

 


Información relacionada:

DigitalES | Informes sectoriales más relevantes

 

Ir al contenido