Actualidad / Blog

Fake News en tiempos de coronavirus

El pasado 12 de marzo, la Embajada China redactó un tuit destacando el envío de médicos y material sanitario de este país a Italia en la crisis del coronavirus. Hasta un 46,3% de los tuits que apoyaron a difundir este post fueron realizados por bots, según datos de Formiche.net recogidos por José Ignacio Torreblanca.

El director de la oficina de Madrid del European Council on Foreign Relations participó el pasado viernes en una edición más de Las mañanas del Mañana, el desayuno-coloquio organizado por DigitalES, que por primera vez se celebraba en formato streaming. Allí analizó la importancia de las Fake News y la desinformación en unos días en los que, más que nunca, pasamos cada vez más tiempo en las redes sociales.

Fake News Coronavirus

El analista aseguró que con las Fake News “pasa como con el virus, que nosotros somos los propagadores de información falsa sin saberlo, y en la mayoría de casos sin mala intención”. “Eso es –aseguró- por la falta de controles de calidad, que hacen que surjan campañas como la que intenta sembrar la duda de que el virus nació en China.»

En su opinión, hemos reaccionado muy mal al Covid porque se han lanzado mensajes contradictorios. “Siempre hemos lanzado el mensaje de sigue sin miedo y de repente hemos tenido que darle la vuelta y pedir a la gente que tenga miedo y se quede en sus casas”. “Situaciones como ésa son el caldo de cultivo perfecto para las Fake News”, añade.

El problema de las redes –insistió el académico- es que el modelo de negocio es la polarización, y aseguró que a la gente le gustan las teorías conspirativas. «La conversación en redes sociales responde a un modelo de U, con más gente en los extremos que en el centro», dijo poniendo como ejemplo el caso de España, donde los partidos que generan más ruido no coinciden con los más votados.

Partidos políticos España Redes Sociales

Torreblanca insistió en que es la falta de regulación lo que perjudica la credibilidad de las redes sociales. “Se han autorregulado y nos han hecho creer que no son una fuente de información. Tienen una legislación parecida a los tablones de anuncios, donde el responsable es la empresa anunciadora, y esto no se sostiene», señaló.

En su opinión, aunque se han hecho esfuerzos por contener la propagación de los bulos y las cuentas falsas no son suficientes y el daño que provocan las Fake News solo se solucionará “cuando los ciudadanos adquieran hábitos de información saludable”. “Como pasa con la comida basura, la gente se cansará de esta información dañina”, sentenció.

Puedes acceder a la charla completa en nuestro canal de YouTube