Actualidad / Blog

ENTREVISTA: Gonzalo López (Sopra Steria): ser emprendedor es cuestión de actitud

CRACKS DE LA TECNOLOGIA #4

‘CRACKS de la tecnología’ es una serie semanal de entrevistas, a través de la que queremos dar voz a esos profesionales TI que son absolutos genios de la tecnología en España. Queremos saber de ellos/as, conocer y reconocer el trabajo que realizan en estas empresas; saber qué les apasiona y qué consejos guardan para aquellos/as que vendrán detrás.


 

Sopra Steria es un gigante del desarrollo tecnológico, la consultoría y la integración. Esta multinacional de origen francés que cotiza en el Euronext de París tiene presencia en España desde hace más de 20 años y da trabajo a más de 4.000 personas en nuestro país. Pero detrás de esas grandes cifras encontramos un negocio de origen familiar que coloca al ser humano en el centro de su acción y se compromete con sus clientes a aprovechar al máximo sus capacidades digitales para construir un futuro positivo desde hace más de 50 años en los que ha ido integrando con éxito distintas empresas.

Gonzalo López ejemplifica el caso de un profesional que ha desarrollado su propio campo de especialidad a partir de sus intereses y su experiencia profesional previa. Por eso, compagina su labor como director de desarrollo para la Zona Norte con una actividad intensa de impulso de la sanidad digital.

Es Co-fundador de Health 2.0 Basque, comunidad con el objetivo de liderar el ecosistema e-Health en Euskadi, miembro del Comité Científico del Congreso de Salud Digital, dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Pública Vasca (UPV-EHU), y autor del módulo de «Tendencias en Salud Digital» del Máster de Gestión Sanitaria de la Universidad Francisco de Vitoria.

 

P.- Antes de incorporarse a Sopra Steria, trabajó en una start-up de salud y en pequeñas empresas. ¿Se siente cómodo un emprendedor como usted dentro de una gran compañía?

R.- Un emprendedor puede serlo en cualquier entorno; es una cuestión de actitud. En mi caso, Sopra Steria me ha brindado libertad para tomar decisiones y continuar especializándome en el campo de la salud digital, que es el que mejor conocía por mi trayectoria anterior. No he encontrado ni una sola traba, al contrario, todos los compañeros me han apoyado y han compartido conmigo sus mejores prácticas y sus casos de éxito para ayudarme al máximo.

Sopra Steria es nivel Champions y eso, para una persona como yo, te permite llegar a donde antes no hubieras imaginado. En la casa hay mucho conocimiento, muchísima experiencia y pulmón. Tres pilares en este mundo tan competitivo.

 

P.- Háblenos de su trabajo actual.

Lo mío es la planificación estratégica. Mi trabajo consiste en investigar de forma activa el mercado, en los distintos sectores en que operamos, en busca de oportunidades de negocio para nuestros clientes y para la propia Sopra Steria. Lo que hacemos es proponerles desarrollos que pueden ser interesantes para sus objetivos de negocio.

En Sopra Steria tenemos fortalezas en producto, pero además ofrecemos servicios end-to-end, que pueden ir desde una gestión de infraestructuras tradicional a desarrollos en blockchain o en modelos de analítica de datos, pasando por aplicaciones verticales de cualquier tipo. Para mí, lo más interesante es que cada proyecto es diferente. Aquí no existe la rutina.

comillas

Lo más interesante es que cada proyecto es diferente. Aquí no existe la rutina

 

P.- ¿Qué es lo que más le motiva en su día a día?

R.- Me gusta esa variedad en las cosas que hacemos y en el tipo de empresas con las que trabajamos. Formar parte de una compañía como Sopra Steria te permite conocer diferentes realidades y, si quieres, especializarte en una de ellas y convertirte en lo que yo llamo una “persona híbrida”.

Además, puedes estar en proyectos punteros e innovadores que involucran a las últimas tecnologías: robotización, Inteligencia Artificial, IoT, etc. Actualmente estamos trabajando en proyectos muy interesantes como el desarrollo de algoritmos de Inteligencia Artificial para detectar enfermedades raras (junto a la Fundación San Juan de Dios), el desarrollo de la versión simplificada de la receta electrónica privada para agilizar la gestión farmacéutica durante la contingencia (junto a los Colegios Oficiales de Farmacéuticos) o distintos contratos para gestionar los sistemas de información, e incluso realizar predicciones, en distintas entidades sanitarias, entre otros.

 

P.- ¿Y qué le motiva de la tecnología? ¿Qué le llevó a estudiar una ingeniería informática?

R.- Siempre me han gustado los botones, tocar cosas, hacer cosas. Lo bueno de la informática es que te permite ver el resultado del producto que has desarrollado y que van a utilizar otras personas. Cuando ves a alguien usando una tecnología que has desarrollado, piensas para ti mismo: “Wow, eso lo he hecho yo”.

sopra steria talento STEM

Gonzalo López, director de Desarrollo de Negocio para la Zona Norte en Sopra Steria.

 

P.- ¿Qué tres razones les daría a los y las jóvenes para estudiar una carrera tecnológica?

R.- La primera, que se fijen en los números: en España no hay nadie que estudie una carrera informática que no tenga trabajo. En segundo lugar, que este sector les va a permitir viajar. Y, tercero, que es una profesión en la que no van a dejar de aprender, porque la tecnología es un mundo cambiante.

Creo sinceramente que es un sector muy interesante. El estereotipo de informático asocial no es más que eso, un estereotipo. Hoy por hoy, la mayor parte de perfiles informáticos acompañan a los clientes en los proyectos, y buscan comprender sus necesidades. Vamos más y más hacia esas “personas híbridas” a las que hacía referencia antes. Ésa es la realidad.

 

P.- ¿Qué tipo de competencias cree que son necesarias para trabajar en Desarrollo de Negocio en el sector tecnológico?

R.- Lo fundamental es ser capaz de hablar el mismo idioma que el cliente. Eso exige saber tanto de tecnología como de negocio, porque hay proyectos en los que la interlocución se hace con el CTO y otros en los que hablamos con el CEO. Todo depende de la naturaleza de los proyectos y sus objetivos, pero comprender ambas perspectivas ayudará siempre a que podamos hacer mejores recomendaciones a los clientes.

comillas

Lo fundamental es ser capaz de hablar el mismo idioma que el cliente. Eso exige saber tanto de tecnología como de negocio

 

P.- ¿Y qué es lo que le atrae del mundo de la salud digital?

R.- Es un ámbito que está creciendo ahora, igual que hace unos años lo hizo la banca. No hay congreso médico en el que no se hable sobre tecnología e innovación, y los propios profesionales son cada vez más proactivos. A su favor, hay que reconocer que, históricamente, las aplicaciones médicas no han sido siempre intuitivas y amables. De nuevo, la clave de que una herramienta se use y consiga su propósito es que desarrolladores y usuarios hablen el mismo idioma y colaboren a lo largo de las distintas etapas del proyecto.

 

P.- Hablemos sobre este campo. ¿Cuáles son los desafíos que os encontráis a la hora de poner en marcha los proyectos?

R.- En el ámbito de la salud, la primera gran dificultad es la legal. Hay que tener en cuenta que tratamos con datos muy sensibles, donde la privacidad y la seguridad juegan un papel fundamental. También nos encontramos barreras culturales u organizativas, como la reticencia de algunos médicos a emplear ciertas soluciones, porque implicaría que dedicaran minutos de sus [ya de por sí muy breves] consultas a estar picando datos.

Y, por supuesto, existe un desafío de recursos humanos en la parte TI, que radica en la dificultad de encontrar profesionales informáticos especializados en e-health.

 

P.- Por último, ¿en qué fase del proceso de transformación digital se encuentran los sistemas sanitarios en España?

Antes de nada, es importante resaltar que España es uno de los países de Europa occidental con un sistema de salud más sólido y uno de los más digitalizados. Ahora, es importante que esos sistemas digitalizados se comuniquen, a nivel nacional e incluso a nivel europeo. La interoperabilidad es clave para mejorar la asistencia sanitaria, pero también para los proyectos de investigación.

Ojo, al hablar de intercomunicar o integrar la historia clínica digital, tendemos a pensar en el sistema público de salud, si bien la realidad es mucho más compleja. Hay información en manos del sistema privado, de las mutuas de accidentes laborales, de los sistemas de prevención de las empresas… Cada persona puede tener múltiples historiales.

comillas

En los próximos años veremos muchos más avances gracias a que la capacidad de almacenamiento y el poder de procesamiento han dejado de ser un problema

 

La prioridad, por tanto, sería avanzar hacia una mayor interoperabilidad, para que las herramientas de Inteligencia Artificial puedan trabajar con el mayor volumen de datos posible. También hay todavía campo de mejora en hacer más usables las aplicaciones que utiliza el personal sanitario. Necesitamos hacer una selección y quedarnos con las que aportan valor y, sobre todo, customizar o personalizar esas aplicaciones para sus distintos perfiles de usuarios.

Necesitaríamos incrementar la aplicación de técnicas de IA para el cribado y la detección temprana de enfermedades, o utilizar la hiperautomatización para mejorar la eficiencia del propio sistema sanitario. La tecnología está ayudando a los pacientes (y a sus cuidadores) a empoderarse para gestionar su enfermedad. Además, está permitiendo nuevas formas de capacitación de los propios profesionales sanitarios, gracias a entornos de simulación virtuales.

Hemos avanzado mucho, pero en los próximos años veremos muchos más avances gracias a que la capacidad de almacenamiento y el poder de procesamiento han dejado de ser un problema.