Actualidad / Blog

7 juguetes STEM para impulsar un 2022 más científico y educativo

Un año más, promover vocaciones científicas y tecnológicas entre los jóvenes sigue siendo una prioridad para la sociedad española. Un reciente estudio realizado por Randstad refleja que siguen siendo necesarios licenciados en materias STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus iniciales en inglés).

Trabajos como “devops”, “account manager”, “data scientist” o “business analyst” se quedan sin cubrir a pesar de que en la mayoría de los casos estos empleos cuentan con remuneraciones iniciales superiores a los 30.000 euros que pueden duplicarse a los seis años y con una tasa de temporalidad muy baja.

Sin duda, un buen momento para promover las vocaciones científicas es la infancia, y más se promueven en forma de juego. Los Reyes Magos pueden convertirse en unos perfectos aliados para ello. Os dejamos una lista de sugerencias para impulsar un 2022 más científico y educativo.

1.- Zerus & Ona.

Zerus y Ona son dos personajes que ayudan a los más pequeños a conocer el mundo de los ordenadores de una manera divertida y consciente, despertando su curiosidad por la tecnología desde un punto de vista necesario: como creadores.

El libro está escrito e ilustrado por Miriam Tocino y tiene también otra aventura traducida al español, centrada en el mundo de la ciberseguridad.

Libro STEM

 

2.- La ciencia de los volcanes

De rabiosa actualidad en 2022, hasta los más pequeños han oído hablar hasta la saciedad de lo acontecido en la isla de La Palma. Quizás por ello se aun momento para despertar su curiosidad con este juguete educativo recomendado para niños a partir de 5 años.

Permite recrear  crear una erupción volcánica y comprender cómo se comportan los volcanes, además de realizar diferentes experimentos y localizar los volcanes más activos en el mapa.

ciencia volcanes

 

3.- Coche robot inteligente

Para los aficionados a los coches, existe la opción de fabricar un coche inteligente y dar los primeros pasos en programación, ensamblaje de componentes electrónicos o robótica.

Un coche fácil de montar en el que es difícil cometer errores y que tiene 4 modos de operación: seguimiento de línea, prevención de obstáculos, control remoto IR y control de Bluetooth en su teléfono con la aplicación en iOS y Android.

Incluye instrucciones sobre cómo ensamblar el coche desde cero y todos los programas y códigos necesarios para ello.

4.- Impresora 3D Da Vinci Nano

Aunque las hay más baratas, los expertos recomiendan iniciarse en el aprendizaje de diseño 3D con modelos que vienen listos para usar y que además son cerrados y portátiles.

El modelo Da Vinci Nano de XYZ Printing tiene un precio de 275 euros y permite el diseño de objetos de manera sencilla desde una aplicación de móvil, desde el cual podemos mandar a imprimir. Más adelante también se pueden realizar diseños más complejos pero siempre con la limitación del área de impresión de 12x12x12 cm y la resolución máxima de 100 micras.

5.- Robot programable

A partir de cinco años se puede jugar con Botley, un robot educativo completamente programable para enseñar a los niños conceptos de codificación de una manera práctica.

Se trata de un juego que potencia la enseñanza de la lógica, el concepto de secuencia y la resolución de problemas, aspectos fundamentales de la programación informática.

2022 más científico

6.- Juego de mesa: Code and Go

Code&Go es un juego de mesa que impulsa el aprendizaje de programación, recomendado para niños a partir de 4 años. Aquí se combina el juego con tarjetas y un elemento físico programable con botones que se desplaza según el niño le indique. El ratón se ilumina y emite sonidos como parte de sus elementos programables.

juego de mesa programacionn

  1. Panel para formas geométricas

Para promover las vocaciones entre los más pequeños, existe este (aparentemente) sencillo juego que consta de un tablero de madera, gomas de colores y 48 tarjetas para reproducir patrones con diferentes formas geométricas.

De inspiración Montessori, ayuda a desarrollar la motricidad fina, el pensamiento lógico y la creatividad y está recomendado para niños a partir de 3 años.

juego STEM 3 años