Tag: Wellness Economy

El imparable auge de la economía del Wellness

La industria del Wellness factura en torno a 3,7 trillones de dólares a nivel mundial. En los últimos años, experimenta un crecimiento superior al 10% anual, que se dispara en algunos sectores como el llamado “turismo wellness”, cuya tasa de crecimiento (14%) supone el doble que la del turismo tradicional (6,9%)

No hay dudas al respecto, es un sector emergente, donde la tecnología está llamada a jugar un papel aún más importante en los próximos años y donde empresas como Google, Amazon, Facebook o Apple tienen puestos ya sus ojos para desarrollar nuevos productos y servicios que apuntalen este creciente interés por el bienestar.

No es para menos. Como revela un reciente estudio de CB Insights, el bienestar forma parte de nuestras vidas desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. No es solo la alimentación o el gimnasio, sino que incluye la ropa, el transporte, el trabajo, las vacaciones o el sueño, por citar solo algunas de las cosas que forman nuestro día a día, cada vez más orientado al wellness. 

Desde robots para el sueño a nutricionistas virtuales, pasando por compañías que comercializan aceites CBD, el mercado del wellness ha dado pie a un vastísimo universo de startups que explotan todos los ángulos del bienestar.

Es el caso, por ejemplo de TouringSense, ropa inteligente que analiza cómo te mueves y te dice cómo deberías hacerlo para sacar el máximo provecho de tu actividad física. O Mirror, un espejo gigante con apariencia de gran smartphone donde puedes verte hacer los ejercicios a la vez que a tu monitor virtual, con el que puedes interactuar en la pantalla.   

El número de aplicaciones o empresas es casi infinito. No en vano, debemos recordar que el ‘Wellness Tech’ engloba categorías de lo más diverso, como los tratamientos antiedad, la meditación o el bienestar corporativo. 

Por orden, las categorías que más dinero mueven según los últimos datos del Global Wellness Institute son Belleza y tratamientos antiedad (999 B$); Comida saludable, nutrición y pérdida de peso (648 B$); Turismo Wellness (563 B$); Fitness: (542 B$); Medicina preventiva en la salud pública (534 B$); Medicina alternativa (199 B$); Bienestar inmobiliario (119 B$); Industria de los spas (99,8 B$); Aguas termales (51 B$); y Bienestar en el espacio de trabajo (43 B$).

¿Es un terreno únicamente abonado para emprendedores y startups? Nada más lejos de la realidad. Las grandes compañías ya están desarrollando complejos y novedosos proyectos en un área que se antoja de vital interés para los consumidores en los próximos años. Es el caso de la marca deportiva Reebook, quien ha ideado junto con el estudio de arquitectura Gensler un concepto para reconvertir las gasolineras en centros deportivos que generen energía.

Y es que el impacto de la ‘Wellness Economy’ afecta a todos los sectores de la producción, moldeando las comunidades hacia un estilo de vida cada vez más saludable. Las grandes compañías del sector tecnológico son conscientes y están desarrollando herramientas para combatir la adicción digital a través del desarrollo de asistentes de salud con inteligencia artificial.

Google, por ejemplo, recomienda a través de su asistente de IA entrenamientos y menús adaptados a cada persona. Amazon ha desarrollado un equipo de Salud y Bienestar integrado en Alexa, su asistente de voz, y Apple quiere construir un chip de salud personalizado para procesar datos biométricos. 

Un universo de oportunidades para grandes y pequeños que tiene en la digitalización su mejor arma para satisfacer los anhelos que la sociedad demanda: un mundo más saludable donde el bienestar sea el centro de todas nuestras actividades.