Tag: Materias STEM

Las mejores universidades para estudiar carreras STEM

Tener una buena competencia en matemáticas aumenta la posibilidad de que el sueldo crezca un 22%. Solo el año que viene, España necesitará tres millones de profesionales de ciencias, matemáticas y tecnología.

Está claro que las carreras STEM (por sus iniciales en inglés, ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) proporcionan los conocimientos que serán más valorados en el futuro, pero… ¿cuáles son y dónde estudiarlas?

Aunque las capacidades digitales son necesarias ya en un 90% de los empleos, las carreras consideradas como STEM son las más apreciadas en un mercado laboral que cada año deja un creciente número de puestos de trabajo sin cubrir en la Unión Europea en el sector tecnológico.

Mejores universidades STEM
En la imagen, DigitalES firma un convenio con la Universidad Francisco de Vitoria para impulsar la educación y la formación en materias STEM

Y  no solo hablamos de empleos, sino de remuneración. El informe ‘Mujeres en la economía digital’, elaborado por DigitalES y Quanticae, revela que el salario medio del sector tecnológico es muy superior al de otros sectores, hasta un 22,1% más entre las mujeres.

10 carreras se pueden englobar en la categoría de STEM. Matemáticas, Física, Química, Biología y seis ingenierías: Informática, Industrial, Civil, Mecánica, Eléctrica y Química. Al menos estas son las diez que ha recogido el Ranking CYD, en el que se analiza y puntúa el rendimiento de 73 de los 81 centros que hay en España.

Y según este estudio, las mejores universidades para cursar materias STEM son la Autónoma de Madrid, la de Barcelona, la del País Vasco, la Politécnica de Cataluña y la Pontificia Comillas, todas públicas salvo la última.

Sin embargo, en cada una de las ramas despuntan otros centros donde también aparecen universidades de Valencia, Zaragoza, Girona, Castilla-La Mancha o Santiago de Compostela. No es una elección menor. De la elección de los estudios y el centro donde los cursemos dependerá en gran medida el sueldo y la proyección profesional en los años venideros.

carreras stem

España, y Europa, siguen necesitando licenciados STEM. Especialmente mujeres, ya que el número de matriculaciones en estas materias ha disminuido un 25% en Europa y un alarmante 40% en España. De cada 1.000 graduados en estas carreras en la UE, solo 29 son chicas. Menos de un 3%.

No es solo cuestión de sueldos o vocaciones. Fomentar los conocimientos STEM es clave para fomentar la igualdad salarial, laboral y eliminar los techos de cristal para alcanzar la paridad en los puestos de relevancia. Elegir la universidad o el centro adecuado para formarse es también clave para ello.

STEAM: la drástica brecha entre formación y demanda

Las nuevas tecnologías llevarán consigo la creación de 2 millones de puestos de trabajo en todo el mundo para los que aún no existen profesionales cualificados. Se prevé que, en 2020, la demanda de perfiles STEAM será del 14 % en Europa y un 10 % en España. Y, sin embargo, el ritmo de matriculaciones en estas carreras se está reduciendo drásticamente. Hasta un 40% en los últimos años.

¿Cómo es posible que, en las materias en las que más expertos vamos a necesitar próximamente, haya cada vez menos estudiantes? Algo falla en nuestro sistema y quizás todo empiece por explicar bien en qué consisten las materias STEAM y cuáles son las ventajas de las mismas.

STEAM responde a las iniciales en inglés de science, technology, engineering, arts y mathematics y sirve para designar las disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas. Son las que moverán el mercado de trabajo en los próximos años, si no ya en el presente más inmediato.

Sin ir más lejos, las empresas que forman DigitalES tienen más de 54.000 licenciados en materia STEAM. Ello supone una proporción altísima y una de las razones por las que las 39 empresas que actualmente forman la asociación generan una facturación equivalente al 4% del PIB de España. 

Parece que nadie duda, y menos hoy en día, de las ventajas que proporciona este tipo de formación, máxime cuando se prevé que un 47% de los trabajos actuales cambien o desaparezcan en los próximos años. Se necesitan ingenieros, arquitectos, desarrolladores de software, científicos médicos y matemáticos.

En 10 años, las nuevas generaciones constituirán el segmento de población más importante del planeta, conformando el 75% del total de la fuerza laboral. La tecnología será para ellos una herramienta imprescindible para relacionarse con el entorno que les rodea.

Y pese a todo, cada vez menos jóvenes optan por este tipo de carreras. El caso es especialmente preocupante en España y entre la población femenina. Si en Europa el número de matriculaciones STEAM ha disminuido un 25%, en España alcanza la preocupante cifra del 40%

Es más, de cada 1.000 graduados STEAM en la UE, solo 29 son chicas. Menos de un 3%. 

No es un dato baladí ni es cuestión de vocaciones. Fomentar los conocimientos STEAM es clave para fomentar la igualdad salarial, laboral y eliminar los techos de cristal para alcanzar la paridad en los puestos de relevancia.

Dentro de su programa ’12 meses 12 causas’, DigitalES busca promocionar e incentivar los estudios en los campos STEAM entre los estudiantes, con el fin de paliar el déficit de nuevos graduados en estas áreas. 

Es un trabajo de todos, estudiantes, educadores y gobierno, y no es un reto menor. El conocimiento STEAM es una prioridad para el desarrollo económico y social de un país, el motor de crecimiento en unos años donde la demanda en determinadas formaciones, como la de ingeniero biomédico, crecerá en torno al 62%.

La incorporación de más jóvenes, especialmente chicas, a este tipo de conocimientos debe ser una prioridad si queremos superar la transformación digital con éxito a corto, medio y largo plazo. Si la demanda de empleos STEAM crece un 10%, no podemos permitirnos que las matriculaciones disminuyan un 40%. En la mano de todos está el hacer lo posible para reducir esta brecha entre formación y demanda. 

El auge de las materias STEM: 54.000 licenciados listos para la revolución tecnológica

Es el acrónimo de moda, la palabra que define a las sociedades tecnológicamente avanzadas. STEM responde a las iniciales en inglés de science, technology, engineering y mathematics y sirve para designar las disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Y todos los expertos coinciden: son las que moverán el mercado de trabajo.

Según un informe de Randstad, la tecnología, la robótica y la automatización crearán alrededor de 1.250.000 empleos en España en solo cinco años. De ellos 390.000 serán empleos STEM. Y alrededor de ellos orbitarán todos los demás, trabajos de cualificación media que darán soporte a los STEM, como técnicos electrónicos procedentes de módulos o formación profesional; o puestos indirectos en restaurantes, comercios o construcción que se crearán alrededor de los trabajadores más cualificados. 

Aunque no hace falta remitirnos al futuro. Las disciplinas STEM ya mueven hoy la economía y el mercado de trabajo. Las empresas que forman Asociación Digitales tienen más de 54.000 licenciados en materia STEM. Ello supone una proporción altísima y una de las razones por las que solo 32 empresas generan el 3% del PIB de España.

Se trata de la primera vez que un grupo de empresas realiza una medición similar en España y los datos son muy relevantes. El 52% de los puestos de trabajo en Digitales_ están ocupados por licenciados en materias STEM y ello tiene una lectura clara: suponen una masa crítica relevante que está preparada para llevar a cabo la revolución tecnológica. 

Desde luego, la apuesta de Digitales_ por las materias STEM es inequívoca. Y esa convicción empieza desde la educación. Es vital que los niños no tengan miedo a las matemáticas, que aprendan jugando y que disfruten con ello; y para ello proponemos que los profesores que den estas materias sean necesariamente licenciados STEM. Solo desde la pasión se transmite la pasión y es evidente que los encargados de enseñar ciencias o ingeniería tienen que ser los propios ingenieros.  

Apoyados, claro está, desde casa. A los futuros inventores se les incentiva también jugando y en la actualidad hay un gran número de “juguetes STEM” que permiten a niños y niñas desarrollar y materializar sus propias ideas, favoreciendo la concentración, mejorando el pensamiento espacial y lógico matemático y estimulando la motivación, al hacerles responsables de su propio proyecto.

Desde los eternos Lego hasta juguetes y puzles como Tangram y Funny gears!, pasando por lenguajes de programación como Scratch o robots como Edison. La oferta es amplia y estimulante y sobre todo, cumple un objetivo prioritario también para Digitales_ y toda la sociedad española: trabajar en la creación de talento.