Tag: Inteligencia Artificial

9 propuestas para mejorar el mundo a través de la tecnología

El ictus es la primera causa de discapacidad mundial en los adultos y la primera causa de mortalidad entre la mujer a nivel mundial. Un dato escalofriante que, sin embargo, es desconocido por la mayor parte de la población, que ni siquiera se ha planteado qué hacer si se enfrenta a una situación de riesgo, donde las 4 primeras horas son vitales para la supervivencia.

Retos como éste son los que enfrentan las compañías tecnológicas que desarrollan proyectos de responsabilidad social para convertir el mundo en un lugar mejor para vivir, ya sea ayudando en situaciones de emergencia, ante incidencias médicas o tratando de paliar la desigualdad.

En el último Foro IN de DigitalES –el espacio organizado por la Asociación para compartir conocimiento y presentar proyectos disruptivos-, conocimos 9 proyectos tecnológicos en materia de solidaridad y responsabilidad social. Y es que, como demuestran estos proyectos, el 5G, la geolocalización, el bluetooth o la inteligencia artificial pueden hacer mucho para ayudar a la sociedad.

Es el caso por ejemplo del Proyecto SANA, desarrollado por Altran, que monitoriza y controla la terapia de ictus a través de un casco y una prenda EEG y los transmite a un sistema de adquisición central, que a su vez procesa los datos y se los transmite al especialista para mejorar la efectividad de la terapia.

En la lucha contra esta misma enfermedad se enmarca el proyecto Freno al Ictus. Y es que, a pesar de su prevalencia, existen muy pocos datos sobre esta enfermedad. Para recogerlos, IBM utiliza desde hace 3 años un chatbox que emplea su servicio cognitivo Watson Assistance.

En el ámbito de la salud también se mueve Activage Project, que utiliza 4.500 sensores y las oportunidades que ofrece Internet de las Cosas para monitorizar la vida de 1.600 personas mayores de 60 años en Galicia. El objetivo de este proyecto impulsado por Vodafone es apoyar y ampliar la vida independiente de las personas mayores en sus entornos.

Emergencias y conectividad

Cellnex pone el 5G al servicio de la extinción de incendios. Es la premisa de su proyecto Fire Surveillance, desarrollado con la ayuda de MWC Barcelona, Sitep y Masmovil. Facilita y optimiza la gestión de incendios mediante la captura, el procesamiento y la transmisión de datos como mapas de calor, imágenes geo-localizadas y la ubicación de los equipos, que se transmiten a los equipos de emergencia en tiempo real utilizando drones y una banda ancha dedicada.

Ericsson Response es el programa de voluntariado corporativo de la compañía sueca ante desastres naturales y emergencias. Más de 40 operaciones en más de 30 países proveyendo Internet y conectividad allí donde es más necesario.

Por su parte, Gigas Solidarios es una iniciativa de Orange que ofrece conexión gratuita y una Tablet a familias en situación de vulnerabilidad en España. Gigas Solidarios permite ya a 920 familias disponer de Internet, gracias también al apoyo de los clientes, que pueden ceder los gigas que les sobran a otros más necesitados.

Diversidad

En el campo de la diversidad, Telefónica explicó Movistar 5S, la primera televisión en el mundo que ofrece contenidos accesibles para personas sordas y ciegas, mientras que Everis presentó #girlsgonna, una plataforma para combatir los prejuicios de género y potenciar la educación STEM entre chicas.

Por último, descubrimos el dispositivo de seguimiento de maltratadores desarrollado por Nokia. Un dispositivo que emplea Bluetooth para no depender solo del GPS en lugares sin cobertura como el parking de un centro comercial. Cuando el maltratador se encuentra a menos de 500 m. de la víctima se inicia de forma automática la grabación de un vídeo y un audio que se envía directamente a las autoridades y contactos preestablecidos.

La jornada fue inaugurada por Cristina Gallach, alta comisionada para la Agenda 2030, encargada de coordinar la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU en España, la agenda internacional y universal para lograr un mundo más justo y sostenible en 2030. Gallach subrayó que el avance tecnológico debe estar «al servicio de toda la sociedad » y que “debe ser el bienestar de los ciudadanos el que conduzca el desarrollo tecnológico». En este sentido, elogió  el «esfuerzo» de estas compañías en «involucrar a la sociedad» en estos avances.

Las 5 tendencias que definen al consumidor digital

El consumidor digital es muy diferente de su predecesor, el consumidor analógico. Tiene mayor poder de decisión, mucha más información y hasta más influencia, pues puede comunicarse en foros y comunidades donde opinar sobre productos, servicios y empresas, defendiendo sus derechos y condicionando a otros usuarios.

Por ello, las empresas muestran gran interés en conocer este nuevo perfil de consumidor, para el que resultan imprescindibles conceptos como el confort, la facilidad de uso y la experiencia de compra. No se decide ya tanto en función de la calidad del producto, sino de todo el conjunto de experiencias que rodean la compra.

Para conocer este nuevo perfil, Accenture ha elaborado el Digital Consumer Survey, un estudio para el que se ha encuestado a más de 25.000 consumidores en 26 países. Los resultados nos permiten definir las 5 tendencias que marcan el comportamiento del nuevo consumidor digital en 2018.

1. Hiper-personalización 

Queremos una experiencia exclusiva, cada vez más personalizada. Y esto es mucho más acusado en España que en el resto de Europa. Nada menos que 18 puntos por encima de la media europea. Un 57% de los consumidores españoles se sienten cómodos con el empleo de sus datos personales para obtener experiencias hiper-personalizadas en los servicios. 

Lo que más atractivo nos resulta es un asistente personalizado de viaje, seguido de uno de viajes y uno para el hogar.   

Un 57% de los consumidores españoles se sienten cómodos con el empleo de sus datos personales para obtener experiencias hiper-personalizadas en los servicios

2. Inteligencia Artificial

Un el 90% de españoles entre 14 y 17 años (73% en Europa Occidental), actualmente utilizan o están interesados en usar asistentes digitales. La cifra baja a medida que aumenta la edad, un 78% entre los 18 y los 34 años y un 71% entre los 35 y 55 años, pero se mantiene en cifras muy altas, también superiores a la media europea.

La interacción entre el consumidor y los sistemas de inteligencia artificial tampoco nos supone un problema, siendo en España hasta 16 puntos mayor que en otros países europeos. 

3. Economía de plataforma

Buscamos un entorno fácil de controlar y que esté totalmente inter-conectado. Los datos demuestran que, para nuestras necesidades digitales, preferimos hacerlo a través de un único proveedor y a poder ser, un proveedor de telecomunicaciones. 

Sin embargo, manifestamos cierta aversión a este tipo de productos y servicios debido a la dificultad de uso de los mismos, los fallos que estos presentan a la hora de utilizarlos, sus elevados precios y lo relativo a seguridad y privacidad.  

4. Satisfacción del cliente

El 60% de los consumidores que experimentan problemas de conexión a internet tienen pensado cambiar de operador en los próximos 12 meses en busca de un mejor servicio.

La predisposición que existe entre los consumidores para cambiar de operador en caso de que apareciera un operador alternativo que ofreciera servicios comparables a los que tiene actualmente es de un 45% en España, y un 39% en Europa Occidental.

Todo ello pone de manifiesto que somos cada vez menos fieles a las marcas, lo que significa que las organizaciones deben replantearse su modelo de relación con el cliente y eliminar la complejidad, relacionarse con transparencia, y esforzarse en ofrecer una experiencia de cliente excelente.  

5. Uso de los datos 

Nuestra confianza en la protección de sus datos es cada vez menor. En el último año ha aumentado en bancos y compañías de telecomunicacines, pero ha disminuido alarmantemente en fabricantes. Lo que más nos preocupa es la seguridad de sus datos financieros y el acceso sin autorización a su vivienda o su salud. 

Próximamente entrará en vigor una nueva normativa para eliminar las malas prácticas en la obtención de datos personales, aumentar la seguridad y favorecer el traspaso de datos entre estados miembro. Por tanto, las empresas deberán analizar su modelo de gestión de datos y qué prácticas tendrán que extinguir. 

Sevilla se estrena como ‘Smart City’ esta Semana Santa

Desde Nueva York a Melbourne, pasando por Copenhague, Ámsterdam, Oslo, Bogotá, Madrid o Barcelona. Todas las ciudades del mundo pelean por conseguir el apelativo de ‘Inteligente’, pero… ¿qué es exactamente una ‘Smart City’?


Es un concepto emergente y en constante revisión, que puede afectar a más o menos áreas, pero principalmente se define como aquella que detecta las necesidades de sus ciudadanos, y reacciona a estas demandas transformando las interacciones de los ciudadanos con los sistemas y elementos de servicio público en conocimiento.   

Según el último informe del IESE sobre Ciudades Inteligentes, Nueva York lidera el ranking mundial seguida de Londres y París. Madrid (28), Barcelona (35), Málaga (51), Valencia (63), Sevilla (68), Bilbao (75) y La Coruña (78) son las ciudades españoles que aparecen en un estudio que analiza 181 ciudades de 80 países.

El estudio, de carácter anual, está dividido en diez pilares: economía, capital humano, cohesión social, medio ambiente, gestión pública, gobernanza, planificación urbana, proyección internacional, capacidad tecnológica y sistema de transporte. No son pocos, de hecho, los factores que definen a una ciudad como ‘inteligente’. 

Pero si volvemos a la definición más pragmática y entendemos por Smart City aquella que detecta y resuelve los problemas de sus ciudadanos, Sevilla subirá sin duda muchos puestos en el ranking en las próximas ediciones gracias a la gestión que está realizando precisamente estos días, cuando la ciudad cuelga el cartel de completo gracias a la afluencia de turistas debido a la Semana Santa.

La capital hispalense garantizará la seguridad de ciudadanos y turistas en las multitudinarias procesiones de Semana Santa gracias a medidas de inteligencia artificial, GPS y luces graduables, en un proyecto que convertirá a la ciudad en “laboratorio de Smart City” que permitirá mejorar la seguridad y coordinación, además de aportar información relevante para la toma de decisiones.

Este proyecto, pionero en toda Europa, incluye mecanismos para controlar la afluencia de personas. En unos días en los que su población se multiplica considerablemente, la capital andaluza suma a su sistema de videovigilancia un centenar de cámaras por las principales calles y puntos de paso de las hermandades. De estas, 18 son “cámaras de aforamiento”. 

Estos dispositivos ofrecen información en tiempo real del número de personas que hay, de las que pasan, alertan de si se supera el aforo permitido e, incluso, detectan si la gente corre y, por lo tanto, si se está produciendo una avalancha.

Las cámaras de ultra alta definición pueden generar una imagen cuyo tamaño es de hasta tres veces mayor que la de los teléfonos móviles más avanzados (hasta 30 megapíxeles), permitiendo la identificación de personas a varios cientos de metros.

Además de ofrecer imágenes de alta definición con la reducida luz ambiental que acompaña a las procesiones, estas cámaras permitirán la localización de sospechosos entre la multitud y la búsqueda de focos de incidentes reduciendo la investigación a pocos minutos, gracias a la incorporación de inteligencia artificial

Por su parte, las farolas típicas de la ciudad, sin alterar la arquitectura urbana, se han ‘tuneado’ con 163 luminarias tipo led que no tienen nada de común. Están conectadas en la plataforma inteligente que desarrolla Cisco, y pueden graduarse desde el panel de control como una luz tenue del siglo XVIII, subir a una luz más blanca en el momento en el que la Policía pida más iluminación o incluso «iluminar al 110 por ciento» si las fuerzas de seguridad piden activar ese botón antipánico.

Por último, habrá equipos GPS instalados en la Cruz de Guía, que marca el inicio de las hermandades, y en cada uno de los pasos que permitirán controlar cada cofradía con precisión desde el panel de control de ‘Smart City’. Y se probarán también en seguridad aplicaciones de marketing directo como las que ahora permiten por ejemplo cuando se accede a un centro comercial que te llegue un SMS informándote de la oferta del día o de la tienda con un producto en promoción. 

Se han instalado cien balizas que permiten que en un radio de 70 u 80 metros de cada una de ellas, llegue al móvil del ciudadano un mensaje que solo se enviará por seguridad y en caso de emergencia, no como servicio público. Bastará con tener instalada una app muy común en el móvil de los sevillanos a los que les gusta y siguen la Semana Santa, el programa de Canal Sur Radio ‘El Llamador’.

En definitiva una serie de medidas desarrolladas por el ayuntamiento sevillano en colaboración con las empresas Bosch, Cisco, Ferrovial y Telefónica que responden a una demanda específica de la ciudad en un momento concreto, utilizando para ello tecnología punta y sistemas de conocimiento. Sevilla será, esta Semana Santa, una ‘ciudad inteligente’.  

¿Cuáles serán los sectores más beneficiados por la Inteligencia Artificial?

Es una pieza clave en las economías del futuro. Las empresas que apuesten por ella subirán su rentabilidad un 38% y se calcula que su impacto económico puede suponer 14.000 millones de dólares en VAB* (valor añadido bruto) en el año 2035, pero ¿cuáles son los sectores que más notarán los beneficios de la inteligencia Artificial? ¿En cuáles impacta de forma directa y cambiará su forma de trabajar para siempre?

Un informe de Accenture revela cuáles son esos sectores y analiza cómo sacarle el máximo partido a estas nuevas tecnologías que en realidad, tampoco son tan nuevas, ni son cosa del futuro. Un 30% de los trabajadores emplea ya tecnología inteligente más de la mitad de su tiempo y un 72 % de los trabajadores españoles considera que la IA tendrá un impacto positivo en el entorno laboral, diez puntos por encima de la media mundial.

Ahora bien, ¿a qué sectores afecta especialmente? El estudio revela que los más beneficiados serán información y comunicación, fabricación y servicios financieros. Los sectores donde menor crecimiento económico generará serán la educación, los servicios públicos y los servicios sociales.

Para llegar a estas conclusiones, el estudio compara dos escenarios para cada sector. En primer lugar, el baseline o escenario de referencia muestra el crecimiento económico esperado en los sectores sobre la base de supuestos actuales. En segundo lugar, la situación estable de la IA muestra el crecimiento esperado con su integración en los procesos económicos. Dado que hace falta un tiempo para que el impacto de una nueva tecnología arraigue, utiliza 2035 como año de comparación. 

En el sector de la información y la comunicación, que depende intensamente de la tecnología, las capacidades de la IA pueden fusionarse con los sistemas existentes para generar 4,7 billones de dólares en valor añadido bruto en 2035. 
Pero el aumento más llamativo se da en el sector de la fabricación, donde la Inteligencia Artificial puede incrementar un 45% el crecimiento económico. Las tecnologías actuales de IoT permiten que dispositivos físicos, como las cadenas de montaje, se conecten y comuniquen con sistemas digitales. Asimismo, la IA puede tender puentes entre las formas de automatización y aprendizaje actuales con modelos más avanzados.  

Por su parte, el sector de los servicios financieros puede utilizar las tecnologías de la IA para relevar a los trabajadores del conocimiento de tareas rutinarias y repetitivas, como consultas genéricas de los clientes, revisiones de hipotecas e investigación de mercado. En general, este sector se beneficiará de 1,2 billones de dólares en VAB adicional en 2035.

En realidad, el estudio revela que hasta los sectores menos beneficiados por la implantación de la Inteligencia Artificial experimentarán aumentos significativos de las tasas de crecimiento del VAB. La educación verá un aumento del 0,9 % al 1,6 % en 2035 y, los servicios sociales, del 1,6 % al 2,8 %, lo cual generará aumentos sustanciales en el rendimiento económico.

¿Cómo genera valor la inteligencia artificial? 

Gracias a las nuevas tecnologías, los trabajadores pueden delegar tareas de bajo valor a la IA y ser más productivos en sus tareas principales. Ello genera un enriquecimiento del capital y del trabajo.

En segundo lugar, la IA ofrece enormes ventajas sobre la automatización tradicional, bien agilizando la cadena de producción, facilitando la gestión de la cadena de suministro o simplificando el proceso de venta. Es lo que se llamado automatización inteligente.

Por último, al acelerar el desarrollo de nuevos productos, la IA ayuda a potenciar la innovación, eliminar los costes redundantes y generar nuevos flujos de ingresos para aumentar la rentabilidad. 

Lo cierto es que las previsiones son optimistas. Un 63 % de los altos ejecutivos a nivel mundial piensa que la inteligencia artificial permitirá crear nuevos puestos de trabajo en los próximos tres años, una cifra que en el caso de España se eleva al 67 %. No será tarea fácil, claro. La clave, concluyen los expertos, está en potenciar a las personas y evolucionar tu negocio. El tiempo de la inteligencia Artificial está cada día más cerca. 

* El VAB es un indicador de producción que expresa el valor de los bienes y servicios producidos en un sector determinado. Podría entenderse como la contribución de diferentes sectores al crecimiento económico.