Tag: drones

Hacia el viñedo digital

España es el viñedo del mundo. Un 13% de las plantaciones vinícolas que existen en la Tierra están en nuestro país, que lidera además las ventas a nivel mundial. 22,1 millones de hectolitros en 2017, según el Observatorio Español de los Mercados del Vino. Aunque España es el tercer productor a nivel mundial, la competitividad de los precios hace que en ventas supere a sus principales competidores, Italia y Francia.

Mantener esta posición de privilegio no es sencillo, así que las más de 4.000 bodegas existentes en nuestro país están acometiendo procesos de digitalización para mantenerse en la cresta de la ola. Drones, apps, sensores, satélites o robots forman ya parte del día a día de un oficio milenario que, sin embargo, sigue tan vivo como siempre. 

El uso de los drones es ya una realidad en la agricultura. Empresas como la española Agromapping son las responsables de la nueva “agricultura de precisión”. Analizando las imágenes captadas por los drones, son capaces de relacionar la información y ofrecer datos sobre algunas variables como recomendaciones de abono, poda o riego de parcelas para determinar las causas de variabilidad y planificar acciones de mejora.

Por su parte, la Realidad Aumentada, que permite agregar información virtual al mundo físico, se ha concretado ya en aplicaciones como la argentina Kadabra o la española Tío Pepe, que invitan a los consumidores a interactuar con el producto. 

El mapa de la digitalización se completa con robots como el presentado por la Unidad Politécnica de Valencia en el marco del proyecto Vinescout. Se trata de un robot autónomo de monitorización que ayuda a los productores de vino a medir los parámetros clave del viñedo, incluido el estado del agua de la vid, la temperatura de la hoja/copa de la vid y el vigor de la planta. Este nuevo robot combina visión 3D con sensores de ultrasonidos e inteligencia artificial, lo que se traduce en una conducción más precisa. 

Las cifras hablan por si solas. Según un estudio de EAE, los habitantes de Baleares consumen una media de 26 botellas al año, liderando un ranking en el que les siguen de cerca los catalanes, con 25 botellas al año, y los valencianos, con 24 botellas por persona. Curiosamente, los que menos consumen son los de regiones tan asociadas al vino como La Rioja y Extremadura, con 19 botellas anuales.  

Son cifras, con todo, muy lejanas al consumo de países como Italia, Portugal y Francia, líderes en el consumo de vino. Mientras que los italianos consumen 45,28 litros al año, los baleares –líderes en España- apenas llegan a 19,07 litros por personas. 

Y es que España es ante todo un país productor, donde se elabora el vino que después se bebe en Europa y en el resto del mundo. Especialmente, en Castilla-La Mancha, donde se concentra el 53% de la producción. Extremadura y Cataluña, con un 9,3 y un 7,6% completan un triángulo en el que se concentra el 70% del producto. 

Big Data, Drones y Realidad Aumentada 

No es extraño por ende que sea allí donde se están viendo los proyectos más novedosos en cuanto a digitalización se refiere. ¿Y en qué puede ayudar la tecnología al sector vitivinícola? Pues fundamentalmente aplicando sus adelantos en Big Data, Realidad Aumentada y el uso de Drones.

Las ventajas del Big Data son irrenunciables, ya que permite recibir y procesar una gran cantidad de información sobre la humedad de los viñedos o la calidad del aire gracias a diferentes dispositivos y sensores encargados de la recolección de datos. Así funciona por ejemplo la plataforma Bynse, que permite controlar el estado actual y las necesidades futuras de los viñedos. 

Las ventajas que la telefonía móvil puede aportar a la conectividad de los drones

En el año 2050 las horas de vuelo de los drones sumarán hasta 7 veces más que las de los aviones comerciales. Agricultura, seguridad, transporte de personas y mercancías, fotografía, ocio, construcción o cartografía son actividades que no se concebirán sin el aporte de los drones, que multiplicarán exponencialmente su importancia. Las redes de telefonía móvil serán la mejor forma de garantizar la conectividad necesaria para su desarrollo.

Así lo explicaba hoy Clara Serrano, Experta en Nuevas Tecnologías e Innovación de Vodafone Group, en otra jornada más del #ForoIN sobre tecnologías disruptivas que organiza Asociación Digitales, donde se ha realizado también una demo sobre drones conectados . 

Durante la demo, se pudo ver también una demostración de Crowdcell, una tecnología que transporta en los drones celdas que aumentan la cobertura y la calidad de la señal, algo especialmente útil para emergencias como terremotos o incendios. El dron aprovecha la cobertura de las alturas para generar conectividad en el suelo cuando las condiciones son adversas -como en el caso de catástrofes naturales- o para organizar rescates en alta montaña o zonas de baja cobertura.   

Por último, Daniel Manzano, Responsable de la Comunidad de Drones-Innovación Empresas de Vodafone España, reiteró las ventajas que el uso de una SIM puede suponer en el control y gestión de los drones y repasó los casos de éxito donde esta tecnología está ya despuntando en la actualidad, desde la agricultura al transporte de personas, pasando por la organización de espectáculos como la inauguración de los Juegos Olímpicos de PyeongChang.   

Uno de los aspectos más llamativos es la entrega de mercancías. ¿Pueden realmente los drones entregar paquetes? Este reportaje, emitido recientemente por la BBC, despeja toda clase de dudas. 

En el debate se han analizado las ventajas de la telefonía móvil para conectar drones, algo que, en opción de la experta, se fundamenta en 5 puntos: la existencia de una red ya disponible; el uso de espectro licenciado (más seguro y fiable); tecnología estandarizada por el 3GPP; identificación segura con SIM e IMEI; y la posibilidad de geolocalizar y si es necesario forzar el control de los drones.

En este sentido, explicó que, en colaboración con EASA, Vodafone está trabajando en asegurar mejor conectividad modelando la cobertura de las alturas. “Ahora las antenas están enfocadas hacia abajo, centradas en dar un buen servicio en tierra, pero en las alturas las cobertura se propaga mucho mejor al no haber obstáculos”, aseveró.

“Hemos hecho pruebas a 120 metros de altura, que es lo que permite la regulación, y existe una excelente cobertura, que nos permitió compartir videos a gran velocidad en un zona rural”, añadió. 

“También, dijo Serrano, estamos trabajando para entender cómo gestionar las interferencias que puedan surgir de un tráfico elevado de drones, modelar el servicio y mejorar los métodos de control”. En esta línea, explicó que la geolocalización de un dron a través de una SIM tiene una precisión muy cercana al GPS, con un margen de error de 50 metros. 

A todas estas ventajas se suma una primordial, el coste económico. En opinión de los expertos congregados hoy en el #ForoIN, “existen alternativas a la conectividad de los drones a través de una SIM, pero económicamente viables muy pocas”.