Tag: Digitalización

Los 5 perfiles que más buscan las empresas de Inteligencia Artificial

El de la Inteligencia Artificial es un sector al alza. Las inversiones se disparan y baten récords trimestre tras trimestre, y el número de unicornios –empresas privadas valoradas en más de 1.000 millones de dólares- en el área no deja de crecer.  Hoy existen 73 empresas con esta valoración, de las cuáles 13 entraron a formar parte de este selecto club durante los últimos 3 meses.

Pero no solo este tipo de empresas requieren especialistas en Inteligencia Artificial. Todas las empresas tecnológicas y prácticamente de cualquier sector buscan especialistas en un área con casa vez mayor número de aplicaciones. España se ha marcado como objetivo en la Agenda Digital 2025 formar a 20.000 nuevos especialistas en IA, ciberseguridad y análisis de datos.

Y es que, según un informe del Foro Económico Mundial, solo el 60% de los conocimientos actuales de un profesional seguirán siendo necesarios en 2027. Es por ello, que los perfiles en Inteligencia Artificial son cada vez más buscados y valorados por las empresas. Un estudio del ICEMD, el Instituto de Innovación de ESIC, identifica y analiza cuáles son los 5 más deseados por las compañías.

perfiles inteligencia artificial

1.- Machine Learning Engineer

Uno de los trabajos más buscados en IA  es el de ingeniero de aprendizaje automático. Estos profesionales deben poseer habilidades de software sólidas, ser capaces de aplicar modelos predictivos y utilizar el procesamiento de lenguaje natural mientras trabajan con conjuntos de datos masivos.

Se espera también que conozcan la metodología de desarrollo de software, las prácticas ágiles y la gama completa de herramientas, desde IA como Eclipse e IntelliJ hasta los componentes de una canalización de implementación continua.

  1. Robotic Scientist

Los robots pueden automatizar trabajos, pero requieren programadores que trabajen entre bastidores para asegurarse de que funcionen bien. La función principal de la ciencia robótica es construir dispositivos mecánicos que puedan realizar tareas con comandos de humanos, y para ello se requieren habilidades como escribir y manipular programas informáticos, colaborar con otros especialistas y desarrollar prototipos

  1. Data Scientist

Los científicos de datos recopilan, analizan e interpretan grandes cantidades de datos mediante el aprendizaje automático y el anáisis predictivo, con el objetivo de obtener información más allá del análisis estadísticos.

Deben tener experiencia en el uso de plataformas y herramientas de Big Data, incluyendo Hadoop, Pig, Hive, Spark y MapReduce. También deben ser fluidos en lenguajes de programación, incluyendo lenguaje de consulta estructurado (SQL), Python, Scala y Perl, así como lenguajes de computación estadística.

Científico de datos

 

4. Research Scientist

Un científico de investigación es un experto en múltiples disciplinas de Inteligencia Artificial, como aprendizaje automático, estadísticas computacionales y matemáticas aplicadas. Estas áreas incluyen aprendizaje profundo, modelos gráficos, aprendizaje de refuerzo, percepción por computadora, procesamiento de lenguaje natural y representación de datos.

5. Business Inteligence Developer

Los desarrolladores de inteligencia empresarial tienen una gran demanda. Su trabajo principal es analizar datos complejos y buscar las tendencias del negocio y del mercado, aumentando así la rentabilidad y eficacia de la organización.

No solo son maestros de sólidas habilidades técnicas y analíticas, sino que también tienen habilidades de resolución de problemas. Son los responsables de diseñar, modelar, crear y mantener plataforma de datos complejas, extensas y fácilmente accesibles basadas en la nube.

software inteligencia artificial

¿Qué sabemos sobre el Kit Digital, el nuevo programa de ayudas para pymes? (NextGenEU)

ACTUALIZACIÓN: Consulte la información más actualizada relativa al programa Kit Digital en esta página: https://www.digitales.es/lineas-de-trabajo/transformacion-digital-empresas/pymes/


 

El Gobierno ha presentado días el programa Kit Digital, a través del que prevé invertir más de 3.000 millones de euros en la digitalización de las pymes y autónomos entre los años 2022 y 2023, con cargo a los fondos europeos Next Generation EU. Es el programa de transformación digital de mayor importe, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Agenda: 9 diciembre (sólo socios) – Encuentro privado DigitalES-Red.es sobre Kit Digital

 

¿Qué sabemos, a día 29 de noviembre, sobre este programa histórico?

Antes de nada, es importante que anote la dirección web “auténtica” de estas ayudas: www.acelerapyme.gob.es. Hay otras páginas que se están posicionando con direcciones similares. ¡No compre imitaciones!

En los próximos días se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la Orden de Bases, un documento en el que se establecerán los fundamentos legales del programa. Más interesante para las empresas será la apertura, un poco después, de la primera convocatoria de ayudas del Kit Digital. Según el diario Cinco Días, esa primera convocatoria podría llegar en febrero de 2022.

En la convocatoria vendrán detalladas todas las condiciones que han de reunir las empresas que quieran optar a estas ayudas. En todos los casos, las beneficiarias serán pymes de entre 10 y 49 empleados. Contará con un presupuesto de 500 millones de euros. El importe restante, hasta los 3.000 millones de euros anunciados, será ofrecido en convocatorias posteriores, que se comunicarán más adelante.

Bonos de digitalización

A diferencia de otras subvenciones, aquí no se va a establecer una intensidad máxima de las ayudas. La ambición del programa Kit Digital es impulsar la puesta en marcha de proyectos de transformación digital, de modo que las cuantías dependerán del nivel de madurez digital de las empresas, así como del precio de las soluciones digitales que quieran implementar.

El procedimiento para solicitar las ayudas es relativamente sencillo. En primer lugar, será necesario realizar un “test de autodiagnóstico”, accesible desde la propia web de Acelera Pyme. A partir de ese test, la plataforma recomendará determinados tipos de soluciones.

El segundo paso para las pequeñas y medianas empresas será consultar el catálogo de soluciones que se ofrecerán desde el marketplace de Acelera Pyme, y elegir una o varias de ellas. Una vez seleccionadas, las empresas ya podrán solicitar su correspondiente bono de digitalización. A tal fin, se habilitará en la plataforma de Acelera Pyme un acceso a la sede electrónica de Red.es.

Por último, una vez en posesión de su bono, ya podrá canjearlo por las soluciones que usted quiera, dentro de las opciones ofrecidas por Acelera Pyme.

En definitiva, desde el portal de Acelera Pyme podrá acceder a toda la información necesaria para solicitar estas ayudas a la transformación digital de las pymes. También se podrá acceder desde este portal a contenidos formativos, píldoras audiovisuales, la dirección de su Oficina Acelera Pyme más cercana, y cualquier otro contenido de interés.

Agentes digitalizadores

Por otra parte, las empresas interesadas en que sus productos y soluciones digitales aparezcan en el “escaparate” de Acelera Pyme deberán rellenar un formulario de adhesión, disponible próximamente en la plataforma de Acelera Pyme. Entre los requisitos para adherirse como proveedor o Agente Digitalizador:

  • Tener domicilio fiscal en España.
  • Tener una antigüedad mínima de 2 años en el desarrollo de su actividad.
  • Haber alcanzado una facturación de 100.000 € en alguno de los dos últimos ejercicios cerrados anteriores a la solicitud.
  • Estar al corriente de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.
  • No tener consideración de empresa en crisis.
  • Tener la condición de empresa, según la definición que figura en el Anexo I del Reglamento(UE) n.º 651/2014 de la Comisión, de 17 de junio de 2014.

¿Dónde podré informarme de las novedades sobre el Kit Digital?

El Gobierno irá informando de las diferentes novedades sobre este programa a través de los canales propios del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, la Secretaría de Estado de Digitalización e IA, y la empresa pública Red.es, que coordina el Kit Digital.

También podrá seguir la actualidad sobre el Kit Digital a través de la asociación DigitalES, www.digitales.es. ¿Aún no nos sigue en redes sociales?

> Twitter: @AsocDigitales

> LinkedIn: company/asociaciondigitales

 


Información relacionada:

> DigitalES ofrece su apoyo al Gobierno para el éxito del programa Kit Digital, dirigido a las pymes

> DESI 2021: el informe que usará la UE para medir el éxito del Plan de Recuperación

> DigitalES – Fondos europeos / Plan de Recuperación

 

DESI 2021: el informe que usará la UE para medir el éxito del Plan de Recuperación

La Comisión Europea ha publicado una nueva edición de su Informe Índice de Economía y Sociedad Digital, más conocido como Informe DESI. El trabajo presenta datos del primer o segundo trimestre de 2020 en su mayor parte, proporcionando una idea de los desarrollos clave en la economía y la sociedad digitales durante el primer año de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, el efecto de COVID-19 sobre el uso y suministro de servicios digitales y los resultados de las políticas implementadas desde entonces no se capturan en los datos, y serán más visibles en la edición 2022.

A pesar de ello, la Comisión empleará la metodología del DESI para medir el impacto de los fondos Next Generation EU dirigidos a transformación digital. Como explicamos en un post reciente, Bruselas establecerá un mecanismo de cooperación con los Estados miembros, que incluirá un sistema de monitoreo estructurado, transparente y compartido basado en el DESI.

En esta línea, en el DESI 2021 se han adaptado las dimensiones que conforman el indicador, pasando de 5 a 4, coincidiendo con los cuatro componentes que fija la Brújula Digital europea para el año 2030. Asimismo, 11 de los indicadores del último DESI miden el progreso hacia los objetivos establecidos en la Brújula Digital. También se ha modificado el peso de alguno de los sub-indicadores, de modo que se equilibre el peso relativo de los cuatro componentes.

desi 2021

Como consecuencia de este cambio de metodología, Europa reconoce una mejora progresiva en el nivel de competitividad digital de nuestro país. En esta última edición, el país obtiene una puntuación de 57,4, casi siete puntos por encima de la media de la UE, que es 50,4. Más concretamente:

Servicios públicos digitales: Buenos resultados en materia de servicios públicos digitales gracias a la estrategia digital aplicada en toda su Administración central. Posición 7 (2020 – 7)

Conectividad: España también obtiene muy buenos resultados en el ámbito de la conectividad, aunque persisten algunas diferencias entre las zonas urbanas y rurales. Posición 3 (2020- 6)

desi 2021

Capital humano: Durante los últimos años ha subido posiciones, pero aún existe margen de mejora, especialmente en el indicador de especialistas en tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC). Posición 12 (2020 – 12)

desi 2021

Integración de las tecnologías digitales: La puntuación coincide con la media de la UE y ha aumentado considerablemente el número de pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas que venden a través de Internet. Sin embargo, el informe señala las empresas aún no están aprovechando lo suficiente las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial (IA), los macrodatos y la nube. Posición 16 (2020 – 13)

desi 2021

 

Descarga aquí el Informe DESI 2021

Descarga aquí el Informe DESI 2020

 


Información relacionada:

> DigitalES – Fondos europeos / Plan de Recuperación 

> DigitalES presenta junto a la Comisión Europea el informe DESI 2020

> DigitalES – Línea de trabajo Transformación Digital

 

Opinión – Plan de Recuperación: una oportunidad para volver a empezar

Fuente: Comunicaciones Hoy

Con motivo del 13º aniversario de la revista ‘Comunicaciones Hoy’, se ha publicado un especial informativo que ha contado con la colaboración del director general de DigitalES, Víctor Calvo-Sotelo, con un artículo en exclusiva. Desde aquí, reiteramos nuestra felicitación a esta publicación, así como a todos los nominados y premiados en esta edición.

 

comillas

Nunca antes en la Historia habíamos vivido una era con tanta incertidumbre, y al mismo tiempo tantas nuevas oportunidades. La velocidad del cambio continúa acelerándose y va a pisar nuevamente el acelerador al calor de los fondos europeos Next Generation. No sólo por la cuantía de esos recursos, sino sobre todo por la combinación de éstos con una serie de reformas estructurales, van a permitirnos volver a empezar.

Volver a empezar, para acabar de desterrar el mito de que en España siempre vamos “un poco por detrás” de nuestros vecinos europeos.

Volver a empezar, para recuperar el terreno perdido en aquellos campos donde efectivamente estamos más rezagados, pero también para reforzar nuestra posición de liderazgo ahí donde estamos a la vanguardia.

Volver a empezar, para construir un modelo económico que, gracias a la digitalización, sea más competitivo y a la vez más sostenible medioambientalmente.

Volver a empezar, para demostrar al mundo que en España tenemos un talento tecnológico increíble, que combina unas capacidades técnicas muy elevadas con unas habilidades soft absolutamente indispensables en un contexto de automatización creciente.

El Plan de Recuperación constituye, en sí mismo, la primera gran oportunidad para el mercado TI en España, y para la economía española en su conjunto. Al margen de las propias líneas y convocatorias que emerjan de ese Plan, ha quedado patente la importancia estratégica que ostenta este sector. Esa sensibilización va a ayudar a fomentar la integración del cloud, las soluciones de analítica avanzada de datos, las herramientas para la mejora de la experiencia de usuario, el software de simulación 3D, la realidad extendida, las comunicaciones unificadas, las soluciones de trazabilidad, el blockchain o tantas otras tecnologías empresariales que revierten en eficiencia, productividad e innovación. El gran reto es que esa adopción se extienda entre las pequeñas y medianas empresas. No en vano, representan el 99,83% del tejido empresarial y aglutinan el 63% del empleo en nuestro país.

En el 13º aniversario de Comunicaciones Hoy, es el momento perfecto para proyectar cómo podrían ser los próximos trece años. Acabo de mencionar algunas de las grandes tendencias tecnológicas del presente, pero la gran disrupción vendrá de las combinaciones entre éstas y las redes de comunicaciones ultrarrápidas. La conectividad 5G va a facilitar el despliegue masivo de sensores y va a catapultar el llamado Internet de las Cosas, que es un concepto ligado a su vez a la Industria 4.0, las ciudades inteligentes, el hogar conectado o el vehículo autónomo. Las generaciones sucesivas de conectividad, móvil y fija, continuarán mejorando la calidad y la velocidad de las comunicaciones, y con ello abriendo la puerta a nuevas innovaciones y modelos de negocio.

Desde DigitalES trabajamos por crear un entorno -social, político, regulatorio- favorable a esa innovación. Promovemos unas reglas del juego homogéneas, tanto a nivel nacional como europeo, para evitar posibles distorsiones del mercado y situaciones de competencia desleal, y contribuimos a la formación en capacidades digitales de empresas y ciudadanos, porque ésa será la base sobre la que construir el futuro. Si algo hemos aprendido en estos trece años es que, al final, la tecnología es una actividad muy humana.

 

 


Información relacionada:

DigitalES: Fondos europeos/ Plan de Recuperación

 

ENTREVISTA: Gonzalo López (Sopra Steria): ser emprendedor es cuestión de actitud

‘CRACKS de la tecnología’ es una serie semanal de entrevistas, a través de la que queremos dar voz a esos profesionales TI que son absolutos genios de la tecnología en España. Queremos saber de ellos/as, conocer y reconocer el trabajo que realizan en estas empresas; saber qué les apasiona y qué consejos guardan para aquellos/as que vendrán detrás.


 

Sopra Steria es un gigante del desarrollo tecnológico, la consultoría y la integración. Esta multinacional de origen francés que cotiza en el Euronext de París tiene presencia en España desde hace más de 20 años y da trabajo a más de 4.000 personas en nuestro país. Pero detrás de esas grandes cifras encontramos un negocio de origen familiar que coloca al ser humano en el centro de su acción y se compromete con sus clientes a aprovechar al máximo sus capacidades digitales para construir un futuro positivo desde hace más de 50 años en los que ha ido integrando con éxito distintas empresas.

Gonzalo López ejemplifica el caso de un profesional que ha desarrollado su propio campo de especialidad a partir de sus intereses y su experiencia profesional previa. Por eso, compagina su labor como director de desarrollo para la Zona Norte con una actividad intensa de impulso de la sanidad digital.

Es Co-fundador de Health 2.0 Basque, comunidad con el objetivo de liderar el ecosistema e-Health en Euskadi, miembro del Comité Científico del Congreso de Salud Digital, dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Pública Vasca (UPV-EHU), y autor del módulo de «Tendencias en Salud Digital» del Máster de Gestión Sanitaria de la Universidad Francisco de Vitoria.

 

P.- Antes de incorporarse a Sopra Steria, trabajó en una start-up de salud y en pequeñas empresas. ¿Se siente cómodo un emprendedor como usted dentro de una gran compañía?

R.- Un emprendedor puede serlo en cualquier entorno; es una cuestión de actitud. En mi caso, Sopra Steria me ha brindado libertad para tomar decisiones y continuar especializándome en el campo de la salud digital, que es el que mejor conocía por mi trayectoria anterior. No he encontrado ni una sola traba, al contrario, todos los compañeros me han apoyado y han compartido conmigo sus mejores prácticas y sus casos de éxito para ayudarme al máximo.

Sopra Steria es nivel Champions y eso, para una persona como yo, te permite llegar a donde antes no hubieras imaginado. En la casa hay mucho conocimiento, muchísima experiencia y pulmón. Tres pilares en este mundo tan competitivo.

 

P.- Háblenos de su trabajo actual.

Lo mío es la planificación estratégica. Mi trabajo consiste en investigar de forma activa el mercado, en los distintos sectores en que operamos, en busca de oportunidades de negocio para nuestros clientes y para la propia Sopra Steria. Lo que hacemos es proponerles desarrollos que pueden ser interesantes para sus objetivos de negocio.

En Sopra Steria tenemos fortalezas en producto, pero además ofrecemos servicios end-to-end, que pueden ir desde una gestión de infraestructuras tradicional a desarrollos en blockchain o en modelos de analítica de datos, pasando por aplicaciones verticales de cualquier tipo. Para mí, lo más interesante es que cada proyecto es diferente. Aquí no existe la rutina.

comillas

Lo más interesante es que cada proyecto es diferente. Aquí no existe la rutina

 

P.- ¿Qué es lo que más le motiva en su día a día?

R.- Me gusta esa variedad en las cosas que hacemos y en el tipo de empresas con las que trabajamos. Formar parte de una compañía como Sopra Steria te permite conocer diferentes realidades y, si quieres, especializarte en una de ellas y convertirte en lo que yo llamo una “persona híbrida”.

Además, puedes estar en proyectos punteros e innovadores que involucran a las últimas tecnologías: robotización, Inteligencia Artificial, IoT, etc. Actualmente estamos trabajando en proyectos muy interesantes como el desarrollo de algoritmos de Inteligencia Artificial para detectar enfermedades raras (junto a la Fundación San Juan de Dios), el desarrollo de la versión simplificada de la receta electrónica privada para agilizar la gestión farmacéutica durante la contingencia (junto a los Colegios Oficiales de Farmacéuticos) o distintos contratos para gestionar los sistemas de información, e incluso realizar predicciones, en distintas entidades sanitarias, entre otros.

 

P.- ¿Y qué le motiva de la tecnología? ¿Qué le llevó a estudiar una ingeniería informática?

R.- Siempre me han gustado los botones, tocar cosas, hacer cosas. Lo bueno de la informática es que te permite ver el resultado del producto que has desarrollado y que van a utilizar otras personas. Cuando ves a alguien usando una tecnología que has desarrollado, piensas para ti mismo: “Wow, eso lo he hecho yo”.

sopra steria talento STEM

Gonzalo López, director de Desarrollo de Negocio para la Zona Norte en Sopra Steria.

 

P.- ¿Qué tres razones les daría a los y las jóvenes para estudiar una carrera tecnológica?

R.- La primera, que se fijen en los números: en España no hay nadie que estudie una carrera informática que no tenga trabajo. En segundo lugar, que este sector les va a permitir viajar. Y, tercero, que es una profesión en la que no van a dejar de aprender, porque la tecnología es un mundo cambiante.

Creo sinceramente que es un sector muy interesante. El estereotipo de informático asocial no es más que eso, un estereotipo. Hoy por hoy, la mayor parte de perfiles informáticos acompañan a los clientes en los proyectos, y buscan comprender sus necesidades. Vamos más y más hacia esas “personas híbridas” a las que hacía referencia antes. Ésa es la realidad.

 

P.- ¿Qué tipo de competencias cree que son necesarias para trabajar en Desarrollo de Negocio en el sector tecnológico?

R.- Lo fundamental es ser capaz de hablar el mismo idioma que el cliente. Eso exige saber tanto de tecnología como de negocio, porque hay proyectos en los que la interlocución se hace con el CTO y otros en los que hablamos con el CEO. Todo depende de la naturaleza de los proyectos y sus objetivos, pero comprender ambas perspectivas ayudará siempre a que podamos hacer mejores recomendaciones a los clientes.

comillas

Lo fundamental es ser capaz de hablar el mismo idioma que el cliente. Eso exige saber tanto de tecnología como de negocio

 

P.- ¿Y qué es lo que le atrae del mundo de la salud digital?

R.- Es un ámbito que está creciendo ahora, igual que hace unos años lo hizo la banca. No hay congreso médico en el que no se hable sobre tecnología e innovación, y los propios profesionales son cada vez más proactivos. A su favor, hay que reconocer que, históricamente, las aplicaciones médicas no han sido siempre intuitivas y amables. De nuevo, la clave de que una herramienta se use y consiga su propósito es que desarrolladores y usuarios hablen el mismo idioma y colaboren a lo largo de las distintas etapas del proyecto.

 

P.- Hablemos sobre este campo. ¿Cuáles son los desafíos que os encontráis a la hora de poner en marcha los proyectos?

R.- En el ámbito de la salud, la primera gran dificultad es la legal. Hay que tener en cuenta que tratamos con datos muy sensibles, donde la privacidad y la seguridad juegan un papel fundamental. También nos encontramos barreras culturales u organizativas, como la reticencia de algunos médicos a emplear ciertas soluciones, porque implicaría que dedicaran minutos de sus [ya de por sí muy breves] consultas a estar picando datos.

Y, por supuesto, existe un desafío de recursos humanos en la parte TI, que radica en la dificultad de encontrar profesionales informáticos especializados en e-health.

 

P.- Por último, ¿en qué fase del proceso de transformación digital se encuentran los sistemas sanitarios en España?

Antes de nada, es importante resaltar que España es uno de los países de Europa occidental con un sistema de salud más sólido y uno de los más digitalizados. Ahora, es importante que esos sistemas digitalizados se comuniquen, a nivel nacional e incluso a nivel europeo. La interoperabilidad es clave para mejorar la asistencia sanitaria, pero también para los proyectos de investigación.

Ojo, al hablar de intercomunicar o integrar la historia clínica digital, tendemos a pensar en el sistema público de salud, si bien la realidad es mucho más compleja. Hay información en manos del sistema privado, de las mutuas de accidentes laborales, de los sistemas de prevención de las empresas… Cada persona puede tener múltiples historiales.

comillas

En los próximos años veremos muchos más avances gracias a que la capacidad de almacenamiento y el poder de procesamiento han dejado de ser un problema

 

La prioridad, por tanto, sería avanzar hacia una mayor interoperabilidad, para que las herramientas de Inteligencia Artificial puedan trabajar con el mayor volumen de datos posible. También hay todavía campo de mejora en hacer más usables las aplicaciones que utiliza el personal sanitario. Necesitamos hacer una selección y quedarnos con las que aportan valor y, sobre todo, customizar o personalizar esas aplicaciones para sus distintos perfiles de usuarios.

Necesitaríamos incrementar la aplicación de técnicas de IA para el cribado y la detección temprana de enfermedades, o utilizar la hiperautomatización para mejorar la eficiencia del propio sistema sanitario. La tecnología está ayudando a los pacientes (y a sus cuidadores) a empoderarse para gestionar su enfermedad. Además, está permitiendo nuevas formas de capacitación de los propios profesionales sanitarios, gracias a entornos de simulación virtuales.

Hemos avanzado mucho, pero en los próximos años veremos muchos más avances gracias a que la capacidad de almacenamiento y el poder de procesamiento han dejado de ser un problema.

 

Los 20 trabajos que más crecerán en la próxima década

Numerosos estudios lo demuestran y muchos reinciden en la misma idea: el sector tecnológico y digital va a tirar del carro de la creación de empleo en los próximos años. Se requieren habilidades digitales avanzadas y aquellos que no las posean o no las adquieran a tiempo estarán lejos de los trabajos mejor remunerados y considerados.

Pero, quizás por esa misma razón, lo digital no es ya tanto un sector, sino una habilidad transversal que se requerirá en todos los campos ocupacionales. Se necesitarán científicos de datos, cierto, pero aún más enfermeros, dado el inevitable aumento de la edad que la generación de “babyboomers” sufrirá en la próxima década.

Incluso las profesiones más manuales verán una fuerte evolución de las competencias requeridas por sus trabajadores. En España, el sector con mayor déficit de personal en la actualidad es la construcción. De cara a los próximos años, preocupa especialmente la escasez de los nuevos perfiles que están demandando las nuevas formas de construir. Nuevas técnicas que tienen que ver con la eficiencia energética, con el uso de nuevos materiales y con el diseño de edificios conectados y seguros.

Otro de los sectores tradicionales cuyos profesionales necesitarán una fuerte re-cualificación tecnológica será el sanitario. Todos los profesionales de la salud deberán poseer un conocimiento básico que les permita interaccionar y entender la Inteligencia Artificial. Entre esos conocimientos básicos, los fundamentos de la IA, pero también una mejor comprensión de los conceptos matemáticos que hay detrás de esta tecnología, de la procedencia de los datos de salud e, incluso, cuestiones éticas y legales asociadas con el uso de la IA para la salud.

En Estados Unidos, según estimaciones del U.S. Bureau of Labor Statistics, nueve de los veinte trabajos que más crecerán en la próxima década están relacionados con el sector de la salud. De la cualificación –determinada en gran parte por sus capacidades digitales- de este grupo de profesionales, dependerá en gran parte su sueldo, que puede variar entre los 104.280 dólares anuales que percibe hoy un manager de servicios médicos a los 27.080 que cobra un cuidador.

trabajos próxima década

Los trabajos que más crecerán

Pero, ¿cuáles son los trabajos que más crecerán en la próxima década? Muchos de ellos están relacionados directamente con la sostenibilidad, una de las premisas sobre los que se están desarrollando los fondos europeos Next Generation y que es también una prioridad para todas las empresas que forman parte de DigitalES.

En concreto, el trabajo que más podría crecer en los próximos años es el de técnico de aerogenerador o turbina de viento. Según datos del U.S. Bureau of Labor Statistics recogidos por Visual Capitalist, esta ocupación crecerá un 68,2% hasta el año 2030. Por su parte, la demanda de instaladores de placas solares fotovoltaicas crecerá un 52,1%, convirtiéndose en la tercera profesión con más crecimiento. Son previsiones específicas de Estados Unidos que, si bien no son completamente extrapolables a España, sí que evidencian unas tendencias comunes en el ámbito del trabajo.

La segunda profesión que más crecerá es la de enfermero, una ocupación que, además, adquiere una importancia capital a medida que la esperanza de vida continúa aumentando. Solo en Estados Unidos, se calcula que se necesitarán cerca de 115.000 enfermeros más en el año 2030.

Nada comparable, eso sí, a la demanda de cuidadores personales. Aunque “solo” es la séptima profesión que más crece (un 35,4%), requerirá del concurso de 1.130.000 nuevos profesionales ante la fuerte demanda que se prevé por el envejecimiento de la población.

Empleo Porcentaje crecimiento 2020-2030 Nuevos empleos 2020-2030 Sueldo medio, año 2020 ($)
Técnico de aerogeneradores 68,2% 4.700 56.230
Enfermeros (Nurse practiotioner) 52,2% 114.900 111.680
Instaladores de placas solares 52,1% 6.100 46.470
Estadísticos 35,4% 14.900 92.270
Asistentes de fisioterapeutas 35,4% 33.200 59.970
Analistas de ciberseguridad 33,3% 47.100 103.590
Cuidadores personales 32,6% 1.129.900 27.080
Managers de servicios médicos 32,5% 139.600 104.280
Científicos de datos 31,4% 19.800 98.230
Asociados médicos 31% 40.100 115.390
Epidemiólogos 29,6% 2.300 74.560
Expertos en Logística 29,5% 56.400 76.720
Logopedas 29,5% 45.400 80.480
Entrenadores de animales 28,5% 17.200 31.520
Programadores 27,4% 7.400 57.740
Consejeros genéticos 26,2% 600 85.700
Operador de crematorio 24,8% 19.900 28.420
Analistas de investigación de operaciones 24,6% 25.600 86.200
Actuarios 24,5% 6.800 111.030
Profesores del área sanitaria 24,3% 58.900 99.090

Las profesiones más tecnológicas

Los trabajos relacionados directamente con la informática y las matemáticas experimentarán también un alto crecimiento. Así, habrá una fuerte demanda de empleos relacionados con la ciberseguridad y el desarrollo de software, en parte debido al aumento de personas que trabajan desde casa.

Entre las profesiones que más crecerán se encuentran los estadísticos (35,4%); los analistas de seguridad de la información (33,3%); los científicos de datos (31,4%); programadores (27,4%); los analistas de investigación de operaciones (24,6%) o los actuarios (24,5%).

actuarios

Las profesiones que se pierden

La proyección también hace referencia a los empleos que se perderán en la próxima década. Ocho de los veinte en mayor declive tienen que ver con las labores administrativas de oficinas. Tareas que, en muchos casos, podrán ser realizadas con eficiencia por algún tipo de inteligencia artificial a menor coste.

En esta década, se precisarán un 36% menos de mecanógrafos; un 22,5% menos de ‘data entry keyers’ (los encargados de verter información en una base de datos); un 21% menos de auxiliares administrativos; un 18,7% menos de secretarios ejecutivos y un 17,5% de trabajadores de encuadernación y acabado de impresión.

Otras profesiones que reducirán su demanda, como consecuencia también de una mayor digitalización y concienciación sostenible, son la de operador de reactores nucleares (un 32,9% menos); vigilantes de parking (un 35% menos) y otros como relojeros, zapateros, vendedores puerta a puerta y operadores de teléfono y de centralita.

trabajos que se pierden

 

Los 10 retos que deben afrontar las pymes españolas en su Transformación Digital

La Transformación Digital es hoy el principal reto que deben afrontar las pymes españolas para seguir siendo competitivas. Un reto que, además, se hace extensivo a toda la sociedad española.  No en vano, este tipo de empresas representan el 99,83% del total y aglutinan el 63% del empleo en nuestro país.

Por si fuera poco, las consecuencias de la pandemia han sido devastadoras. La práctica totalidad (99,73%) de las 45.000 empresas que se han destruido en España tenían menos de 50 trabajadores en su plantilla. Teniendo en cuenta el demostrado poder de la digitalización como una fuente de riqueza e impulso al PIB, se hace urgente avanzar en un campo que solo va a traer beneficios para todos.

Pero ¿cuáles son los principales retos que deben afrontar las pequeñas y medianas empresas en su Transformación digital? La patronal tecnológica DigitalES ha identificado 10 desafíos que deben acometer para incrementar su competitividad y su resiliencia.

1. Reducción de costes: ¿Cómo optimizar las inversiones y gastos asociados a sus procesos críticos del negocio? Será imprescindible elaborar una hoja de ruta que nos permita optimizar las inversiones en las tecnologías requeridas para las diferentes fases de implementación. La mayoría de las soluciones de digitalización actuales son escalables y modulables, lo que hace que las inversiones no necesariamente hayan de ser cuantiosas.

retos pymes

 

2. Mejora operativa: ¿Cómo aumentar la productividad y la competitividad? Apoyarse en la tecnología, así como un mejor control de los procesos operativos y productivos de la compañía, es clave de cara a tener una ventaja competitiva de larga duración en el mercado. A ello puede contribuir el hecho de disponer de mecanismos de colaboración con partners y proveedores.

3. Aumentar la penetración en el mercado: ¿Cómo hacer uso de herramientas tecnológicas que permitan aumentar la presencia en el mercado y por tanto generar nuevas oportunidades de negocio? El uso de herramientas tecnológicas tales como los CRM permiten crear encuestas y enviarlas a tus clientes más leales con preguntas sobre diseño, actualizaciones y características de tus productos o servicios. Las redes sociales están convirtiéndose en un escaparate global para obtener un feedback de los clientes y aumentar la presencia en el mercado. El despliegue de nuevas herramientas online y marketplaces permiten el acceso de los productos y servicios a un número mayor de clientes de una forma más ágil.

4. Innovación: ¿Cómo usar la innovación para abordar las necesidades de los clientes, mantenerlos cerca, distinguir las ofertas de los competidores y ser visto como un verdadero líder en el mercado? El uso de herramientas de conocimiento del cliente para dotar de mayor nivel de personalización a la propuesta de valor puede ser una palanca fundamentar para afianzar y mejor la propuesta competitiva.

5. Análisis de datos: ¿Cómo usar la información y los datos asociados a los procesos productivos, clientes, proveedores, etc. en la operativa de la pyme? El registro, análisis y correlación de los datos asociados a la actividad de la empresa, y el uso de tecnologías para este tratamiento, es un factor diferencial que puede facilitar la monitorización y optimización de los procesos de producción y de gestión de stocks, anticipar la demanda del mercado, personalizar el diseño de productos y servicios, y llevarlos a términos de impacto económico financiero, ayudando a la toma de decisiones.

redes sociales

6. Ciberseguridad: ¿Cómo proteger los datos de negocio y de cliente asegurando al mismo tiempo el cumplimiento de la regulación vigente? Las pymes están obligadas a proteger los datos de negocio y de sus clientes asegurando el cumplimiento normativo en materia de protección de datos. Asimismo, es de vital importancia asegurar el uso de herramientas que protejan al negocio frente a las ciber amenazas del mundo digital como, por ejemplo, utilizando dispositivos seguros, aislando las amenazas, incorporando sistemas de almacenamiento seguro y copias de seguridad en la nube y haciendo uso de aplicaciones de limpieza del correo electrónico, de protección de la red de la empresa o de navegación segura de los empleados.

7. Mejora del equipamiento tecnológico: ¿Cómo identificar la tecnología clave para cada negocio? ¿Por dónde empezar en la implantación de tecnología? En muchas ocasiones, las pymes no disponen del suficiente equipamiento o éste es obsoleto, representando riesgos de seguridad frente a nuevas amenazas, ni con la adaptación necesaria como para hacer frente a la transición hacia modelos digitales de negocio. Se orientan a “soluciones” que son tendencia tecnológica cuando, normalmente el reto real de gran parte de las pymes es la actualización del equipamiento básico en infraestructuras, imprescindibles para abordar la transformación digital.

8. Falta de cultura y aptitudes digitales: ¿Cómo mejorar las capacidades y aptitudes en sus directivos y equipos de producción, asumiendo el reto de la transformación digital como un eje clave para garantizar la competitividad en un contexto como el actual? En muchos casos, el principal obstáculo para la digitalización de las pymes es la falta de Información y, por ende, el rechazo al cambio y a lo desconocido. Para superar esto, es necesario poner especial foco en la sensibilización, mostrándoles la importancia de la transformación digital y resolviendo todas las dudas relacionadas con los aspectos que más pueden llegar a impactar, como la inversión necesaria para llevar a cabo la digitalización o el cambio en determinados ámbitos del modelo de negocio.

9. Agilidad en el proceso de adaptación a los cambios de la demanda: ¿Cómo responder con agilidad y flexibilidad a los cambios de hábitos y preferencias de los clientes? El compartimiento del consumidor es cada vez más cambiante y exigente en el proceso de compra, donde la personalización de servicios y productos es clave. Asimismo, las circunstancias globales derivadas de la crisis sanitaria han provocado la urgencia de cambiar y adaptar el modelo de negocio de múltiples compañías hacia modelos apoyados en las tecnologías digitales que priman la flexibilidad y la reducción del contacto, así como la orientación hacia productos y servicios acordes con los nuevos deseos y necesidades de los consumidores.

10. Fomento de una economía baja en carbono: ¿Cómo ser una empresa responsable con el medio ambiente y eficiente en el consumo de energía? Las pymes, al igual que el resto de las empresas españolas se enfrentan al gran reto de adaptar sus modelos de producción y comercialización a una economía donde minimizar la huella de carbono. Así, la digitalización de procesos y el uso de aplicaciones específicas pueden ayudar a las PYMES españolas a alcanzar estos objetivos de eficiencia energética.

Para ayudar a superar estos desafíos, DigitalES ha elaborado una Guía donde se recogen no solo estos retos, sino también información sobre las herramientas adecuadas para afrontarlos, los objetivos de la transformación digital y sus fases y las ayudas que a tal fin existen desde el sector público.

El documento completo puede consultarse aquí: Guía para la Transformación Digital de las PYMES_

 

Mentorizar el debate universitario: una experiencia productiva para todos

El pasado 3 de octubre se celebró la final de la Liga de Debate Universitario. Era la décima edición de un certamen que, en esta ocasión, tuvo como ganador a la Universidad de Alcalá de Henares, entre otros retos por construir de manera eficiente una respuesta argumentada a la siguiente pregunta: ¿está España preparándose para una digitalización sostenible social, ambiental y económicamente?

Era la cuestión que cerraba la fase final de un concurso en el que participaron 58 equipos de 26 universidades universidades y en el que DigitalES participó como entidad colaboradora, miembro del Jurado y como parte del equipo de mentorización que preparaba a los estudiantes para debatir, argumentar y exponer en público sus conclusiones.

Así, la patronal tecnológica puso a disposición de los participantes expertos de hasta 13 empresas, que les ayudaron desde su experiencia a plantear el reto de la digitalización en nuestro país. Una iniciativa pionera que fue del agrado de todos los implicados: estudiantes, organizadores y empresas implicadas.

https://twitter.com/Ericsson_es/status/1446403781864873992

“Nuestra experiencia en la profesión les sirve para identificar obstáculos o puntos ciegos en su planteamiento, así como puntos fuertes del mismo en los que pueden apoyarse más de lo que creían a priori. Sirve para dar a conocer por ejemplo situaciones o problemas que para nosotros pueden ser cotidianos y con los que lidiamos de manera habitual, pero que los estudiantes no son conscientes de ellos”, dice Fernando Corredor, de Nokia, quien, como todos los mentores que han participado en la experiencia no dudaría en volver a repetirla.

“Algo que es fundamental para ellos y les complementa muy bien es que con nuestra experiencia les damos un punto de realidad. Los estudiantes y mentees están preparadísimos, estudian, se informan, investigan y documentan muchísimo, y desde las empresas, profesionales que nos enfrentamos a diferentes desafíos, problemáticas y realidades todos los días, les ayudamos a aterrizar toda esa información que ellos tienen”, dice Carolina Levinton, de Ericsson.

La experiencia en sentido inverso

Pero la mentorización no ha sido solo una iniciativa en una sola dirección. Con sus preguntas, sus inquietudes y su modo de pensar los estudiantes han servido también de ayuda a las empresas, que han conocido de primera mano cómo piensan y discurren aquellos que un futuro no tan lejano pueden ser sus empleados.

“El equipo nos aportó ilusión y muchas ganas de aprender. Nos hizo repasar las ventajas e inconvenientes de la sostenibilidad en la digitalización, invitándonos a reflexionar sobre ello y dándonos diferentes puntos de vista desde los que se puede tratar el tema. Además, durante la sesión se mostraron muy implicados y atentos. Ha sido un placer ayudarles”, dice José Antonio Jiménez, de Deloitte.

“Hemos podido conocer la visión que de nuestra empresa se tiene en la universidad. Conocer las inquietudes de estudiantes que en breve van a salir al mercado laboral y saben que opciones pueden tener y lo que implica de pros y contras de cada una: sector público o privado, empresa grande o pequeña, empresa final o consultora …”, añade Javier Val, de everis (NTT Data)

Debate Universitario

Cualidades de un mentor

Sergio González Roldán, que en el último año ha mentorizado a 4 empresas de forma voluntaria, resume las cualidades que, desde su punto de vista, debe tener un buen mentor. “Debe contar con experiencia previa, saberla conectar con las circunstancias del mentee y compartir esos conocimientos. En las formas, el mentor debe ser capaz de ayudar y motivar al mentee haciendo que él sea capaz de resolver cualquier duda o problema”, explica.

Para el experto en Transformación Digital de la consultora Nae, el mentor debe ser capaz de empoderarlo y lanzarle retos y mantenerlo siempre motivado. “En cuanto a soft skills creo que un buen mentor debe tener inteligencia emocional, mucha empatía, escucha activa, flexibilidad, paciencia… y muchas ganas de ayudar de forma desinteresada para sí mismo”, subraya.

Tras la participación en el evento, todas las compañías coincidieron en la importancia de acercar a los estudiantes las oportunidades que ofrece el sector tecnológico y despertar vocaciones STEM. Así es por ejemplo en Ericsson, compañía que forma parte del programa de la UNESCO Coalición Mundial para la Educación, y que en España, imparte desde hace muchos años charlas en institutos y colegios con un objetivo: impulsar una educación inclusiva y que ningún estudiante y por consiguiente su talento, se quede atrás.

“Para nosotros en Ericsson es fundamental seguir trabajando en estos ámbitos y continuar participando en eventos como esa Final de la Liga de Debate en la que, con nuestra experiencia y conocimiento hacemos todo lo necesario para lograr que la sociedad y los más jóvenes conozcan mejor la importancia de las destrezas TIC de cara a los retos del futuro”,  afirman.

Por su parte, González Roldán (Nae), asegura que “los nuevos estudiantes vienen ya con el chip digital puesto. “Ya todas las carreras son digitales y tecnológicas de alguna manera. Porque los estudiantes lo son. Los estudiantes ya tratan temas de forma cotidiana como la digitalización de las empresas y cómo la tecnología puede ayudarnos a resolver los retos de futuro”, señala.

“Creo que solo falta un empujón, algo de motivación, un poco de pedagogía para romper estigmas… para que las carreras STEM tengan una nueva oportunidad entre los jóvenes. Carreras muy necesarias para nuestro ecosistema productivo del país y con mucho futuro para estos jóvenes, que están preparadísimos para conseguir lo que se propongan”, concluye.

 

Acompáñanos en este viaje a las fábricas en el año 2060

[Este post fue publicado originalmente en el blog del IV edición del Congreso de Industria Conectada 4.0 (CIC 4.0), del cual DigitalES es entidad colaboradora]

 

Proyectar el futuro que queremos es el primer paso para construir ese futuro. No es un ejercicio de imaginación ni de simple elucubración, sino de visualización y, sobre todo, de decisión. Ha llegado el momento de decidir cómo queremos que sea nuestra industria en el futuro.

En un informe del año 2013, una gran multinacional tecnológica se atreve a imaginar cómo serán las fábricas en Europa en el año 2060. Proyectaban un sector industrial con plantas subterráneas ultraeficientes, robots biónicos y controles biométricos de acceso llevados a su máxima expresión. Todo ello, gestionado por una mano de obra más cualificada que abandona el trabajo manual por el software, con funciones de simulación productiva y control de la eficiencia.

Si así lo decidimos, es posible que también se impongan conceptos como la co-creación o tercerización masiva, por la que ingenieros de todo el mundo pueden participar en un proyecto. Esto, además de su evidente aportación a la innovación, reduciría todavía más los costes de las empresas.

Cuando hablamos de Industria 4.0, hablamos de mucho más que de automatización. Hablamos de reindustrializar nuestro país, de atraer empleo e inversiones, y de configurar una economía más resiliente. Porque, a medida que la tecnología se convierte en el vector principal de eficiencia para una fábrica, ¿qué necesidad habría de deslocalizar la producción?

Hablamos de la oportunidad de que España recupere el terreno perdido en I+D+i y repunte su competitividad internacional. Hablamos de impulsar el Mercado Único Digital, porque éste será la palanca esencial para una Europa más fuerte.

Hablamos, en definitiva, del papel que España y Europa jugarán en el nuevo mundo que se está configurando. En pocos años, el esquema Norte-Sur y Asia como la gran fábrica de Occidente podrían ser cosa del pasado.

El avance de tecnologías como el 5G, la fabricación aditiva, las soluciones de trazabilidad, la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas o el blockchain, por mencionar algunas de las que conocemos en estos momentos, jugarán un papel clave en esta transformación de la industria europea. Resulta difícil de imaginar el impacto que podrían obtener también otras tendencias aún incipientes como la computación cuántica, los nanomateriales o los futuros sistemas de generación y almacenamiento energético.

El viaje a la industria del futuro arranca ya. Hacer realidad la visión que hemos compartido depende de todos: administración pública, inversiones privadas, empresas y asociaciones como la nuestra, desde la que procuramos evangelizar y dinamizar el entorno. ¿Nos acompañas?

 


Información relacionada:

> Blog CIC 4.0

> Informe «Tecnologías clave para una Industria 4.0». DigitalES, 2020

> DigitalES – Línea de trabajo Transformación Digital

 

Un 9,4% de los españoles teletrabajan hoy, el doble que antes de la pandemia

La cifra de teletrabajadores en España se multiplicó a raíz del arranque de la pandemia. De un  4,8% de los ocupados en 2019 (951.800 personas) al 16,2% en el segundo trimestre de 2020 (3.015.200 personas). Pero fue solo una consecuencia lógica derivada de las restricciones sanitarias.

Poco a poco, las oficinas han vuelto a abrir sus puertas y gran parte de los empleados han vuelto al trabajo presencial. Con todo, se queda un cambio para nada desdeñable; hoy el doble de personas en España optan por el teletrabajo.

Así lo revelan las cifras publicadas recientemente por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad de la Información (ONTSI), que ha analizado la evolución de una práctica que se multiplicó por 3 en España en lo más duro del confinamiento y ha vuelto a rebajar su crecimiento hasta estabilizarse en torno al doble de donde se encontraba en 2019.

En total, 1,8 millones de personas trabajan hoy de forma completa desde sus hogares, algo que ha sido posible, entre otras cosas, al excelente rendimiento de la red de fibra óptica con la que cuenta España (la mejor de Europa, solo superada en el mundo por Corea del Sur y Japón) y al impecable funcionamiento de los centros de datos.

teletrabajo

 

Estas condiciones favorables han impulsado la adopción del teletrabajo, posible y efectivo hoy en muchos empleos gracias a la irrupción de la tecnología. El número de ofertas de empleo en 2021 que incluyen “teletrabajo” se ha disparado un 126% durante el período comprendido entre mayo de 2020 y abril de 2021, con respecto al año anterior.

Según un estudio elaborado por Adecco Institute,  se estima que alrededor del 36% de los trabajos se pueden realizar de forma totalmente remota. Para el otro 64% de los puestos se puede establecer un formato híbrido. En mayo de 2021, más del 40% de las ofertas de empleo que hacían referencia al teletrabajo se llevaron a cabo por empresas con menos de 50 empleados.

Crece el teletrabajo ocasional

Otra fórmula laboral que ha doblado su presencia en la sociedad española es el teletrabajo ocasional. Se engloba en este grupo a quienes trabajan en casa menos de la mitad de los días en que se trabaja. Una fórmula mixta (3 días en la oficina, dos en casa) que está ganando popularidad entre los españoles, según muchas encuestas.

Este modelo ha doblado también su aceptación y se está estabilizando en torno al 5,3% de los ocupados (1.051.400 personas) desde un 2,9% (539.000 personas) en el segundo trimestre de 2020.

teletrabajan

 

El informe del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad de la Información revela también algunos datos de adopción por edades, género y distribución geográfica. Así, las mujeres teletrabajan más que los hombres, especialmente en Madrid y Cataluña.

Un 10% de mujeres teletrabajan hoy en España, porcentaje que se eleva ostensiblemente en Madrid, donde lo hacen hasta un 19%. En el caso de los hombres, un 8,9% teletrabajan de forma habitual. Este patrón también se repite (aunque de manera más moderada) en el teletrabajo ocasional (un 5,3% en las mujeres frente al 5,2%) en los hombres.

Por edades no hay excesivas diferencias, aunque el teletrabajo se ha instalado con más fuerza entre los que tienen entre 35 a 44 años (10,3%), seguidos de los que van de 25 a 34 años (9,9%). Solo los más jóvenes, de 16 a 24 años, presentan un comportamiento diferente. Únicamente un 4,8% trabaja desde sus casas.

Por comunidades autónomas, Madrid, Cataluña, Asturias y Baleares son, por este orden, en las que más se teletrabaja. Extremadura, la ciudad autónoma de Ceuta, Navarra y Cantabria, las que menos.

teletrabajo 2021