Tag: bluethoot

9 propuestas para mejorar el mundo a través de la tecnología

El ictus es la primera causa de discapacidad mundial en los adultos y la primera causa de mortalidad entre la mujer a nivel mundial. Un dato escalofriante que, sin embargo, es desconocido por la mayor parte de la población, que ni siquiera se ha planteado qué hacer si se enfrenta a una situación de riesgo, donde las 4 primeras horas son vitales para la supervivencia.

Retos como éste son los que enfrentan las compañías tecnológicas que desarrollan proyectos de responsabilidad social para convertir el mundo en un lugar mejor para vivir, ya sea ayudando en situaciones de emergencia, ante incidencias médicas o tratando de paliar la desigualdad.

En el último Foro IN de DigitalES –el espacio organizado por la Asociación para compartir conocimiento y presentar proyectos disruptivos-, conocimos 9 proyectos tecnológicos en materia de solidaridad y responsabilidad social. Y es que, como demuestran estos proyectos, el 5G, la geolocalización, el bluetooth o la inteligencia artificial pueden hacer mucho para ayudar a la sociedad.

Es el caso por ejemplo del Proyecto SANA, desarrollado por Altran, que monitoriza y controla la terapia de ictus a través de un casco y una prenda EEG y los transmite a un sistema de adquisición central, que a su vez procesa los datos y se los transmite al especialista para mejorar la efectividad de la terapia.

En la lucha contra esta misma enfermedad se enmarca el proyecto Freno al Ictus. Y es que, a pesar de su prevalencia, existen muy pocos datos sobre esta enfermedad. Para recogerlos, IBM utiliza desde hace 3 años un chatbox que emplea su servicio cognitivo Watson Assistance.

En el ámbito de la salud también se mueve Activage Project, que utiliza 4.500 sensores y las oportunidades que ofrece Internet de las Cosas para monitorizar la vida de 1.600 personas mayores de 60 años en Galicia. El objetivo de este proyecto impulsado por Vodafone es apoyar y ampliar la vida independiente de las personas mayores en sus entornos.

Emergencias y conectividad

Cellnex pone el 5G al servicio de la extinción de incendios. Es la premisa de su proyecto Fire Surveillance, desarrollado con la ayuda de MWC Barcelona, Sitep y Masmovil. Facilita y optimiza la gestión de incendios mediante la captura, el procesamiento y la transmisión de datos como mapas de calor, imágenes geo-localizadas y la ubicación de los equipos, que se transmiten a los equipos de emergencia en tiempo real utilizando drones y una banda ancha dedicada.

Ericsson Response es el programa de voluntariado corporativo de la compañía sueca ante desastres naturales y emergencias. Más de 40 operaciones en más de 30 países proveyendo Internet y conectividad allí donde es más necesario.

Por su parte, Gigas Solidarios es una iniciativa de Orange que ofrece conexión gratuita y una Tablet a familias en situación de vulnerabilidad en España. Gigas Solidarios permite ya a 920 familias disponer de Internet, gracias también al apoyo de los clientes, que pueden ceder los gigas que les sobran a otros más necesitados.

Diversidad

En el campo de la diversidad, Telefónica explicó Movistar 5S, la primera televisión en el mundo que ofrece contenidos accesibles para personas sordas y ciegas, mientras que Everis presentó #girlsgonna, una plataforma para combatir los prejuicios de género y potenciar la educación STEM entre chicas.

Por último, descubrimos el dispositivo de seguimiento de maltratadores desarrollado por Nokia. Un dispositivo que emplea Bluetooth para no depender solo del GPS en lugares sin cobertura como el parking de un centro comercial. Cuando el maltratador se encuentra a menos de 500 m. de la víctima se inicia de forma automática la grabación de un vídeo y un audio que se envía directamente a las autoridades y contactos preestablecidos.

La jornada fue inaugurada por Cristina Gallach, alta comisionada para la Agenda 2030, encargada de coordinar la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU en España, la agenda internacional y universal para lograr un mundo más justo y sostenible en 2030. Gallach subrayó que el avance tecnológico debe estar «al servicio de toda la sociedad » y que “debe ser el bienestar de los ciudadanos el que conduzca el desarrollo tecnológico». En este sentido, elogió  el «esfuerzo» de estas compañías en «involucrar a la sociedad» en estos avances.