0

50 ponentes, 10 paneles y 9 horas de debate dan mucho de sí. Líderes nacionales e internacionales dejaron su impronta en un evento en el que habló de muchas cosas y en el que dio voz a todo tipo de posturas, pero en el que fueron más las coincidencias que las discrepancias. Desde distintas aproximaciones, cada uno de los expertos expuso su visión sobre los grandes temas que preocupan al sector tecnológico. Y aunque no se puede hablar de acuerdos porque no se traba de diseñar un documento programático, sí que se pueden dibujar algunas de las principales ideas o tendencias que ponen de acuerdo a la gran mayoría del sector. Estas son algunas de las conclusiones que pueden sacarse del DigitalEs Summit 2018.

1. La tecnología no va a destruir empleo 

Nunca se ha creado tanto empleo como en los últimos años. Es cierto que se van a destruir puestos de trabajo, pero también que se van a crear otros nuevos que requerirán de gran cualificación. Según los datos expuestos en el Congreso, hacia el año 2030 en España el 23% de las horas de trabajo que se realizan hoy serán sustituibles, lo que debería redundar en una mayor calidad de vida. Los grandes retos a los que se enfrenta el sector son evitar la precarización, adaptar la regulación laboral y dotar a toda la sociedad, mayores y jóvenes, de la formación adecuada para ejercer estos nuevos puestos de trabajo. 

2. Las redes sociales han cambiado la política

Representantes de los cuatro partidos nacionales con mayor representación parlamentaria coincidieron en la mesa redonda al afirmar que la irrupción de las redes sociales ha cambiado el modo de hacer política. Y aunque destacaron como positivo el hecho de que los políticos puedan acercarse al ciudadano “sin filtros”, también expresaron su preocupación por el aumento de las Fake News o noticias falsas, el abuso del lenguaje emocional y la falta de regulación al respecto.     

3. Es un buen momento para crear una start-up en España 

En la mesa destinada a las tendencias de inversión, los ponentes coincidieron en destacar que el ecosistema español es cada vez más atractivo para los inversores internacionales. España es, según se afirmó, el segundo destino favorito para la inversión en Europa. Las corporaciones necesitan start-ups ya que no pueden generar la innovación al ritmo que les demanda el mercado. Y los ponentes coincidieron en una premisa: no hay ninguna burbuja en el mundo de la start up.

4. Potenciar el talento de las mujeres es una prioridad

Lo dijo el secretario de Estado de Agenda Digital, Francisco Polo: “potenciar el talento de las mujeres es una oportunidad estratégica para España”. En este sentido, aseguró que el Estado tiene que hacer una gran política de país para construir una start-up nation y transformar a España en un lugar que atraiga el talento de mujeres a nivel internacional. 

5. Mismas reglas para todos

Fue uno de los temas que más se repitió a lo largo de las dos jornadas de debate. La necesidad de armonizar la legislación para que todos los actores tengan que seguir las mismas reglas y no exista discriminación para ninguno de ellos.

6. La importancia del concepto learnability

Tenemos que aprender y desaprender desde la cuna. Los jóvenes que terminan este año sus estudios tendrán que reciclarse entre 10 y 14 veces en su vida laboral, lo cual exige una capacidad de aprendizaje muy amplia. Es lo que se conoce como ‘learnability’ un concepto que estuvo muy presente en todos los debates y que, como recordó en la clausura la directora general de DigitalES, Alicia Richart, pasa por la necesidad de reformar la educación y la formación.

7. La sobrerregulación lastra el progreso

A juicio de muchos de los ponentes, existe una regulación excesiva a nivel europeo en muchos asuntos tecnológicos, que se agrava con los tiempos de toma de decisión, que algunos calificaron de “antidigitales”. En líneas generales, muchos de los participantes reclamaron mayor agilidad en la regulación europea de los asuntos concernientes a la digitalización, para poder competir con otros países que están liderando esta revolución como China o EEUU.

8. La hipermovilidad precisa de redes

Al auge de los smartphones su suma ahora el de los weareables, y muy pronto el de elementos conectados por Internet of Things o los llamados coches conectados. Como dijo Helena Herrero, presidenta de HP España, “dentro de poco en vez de llevar el móvil nos vamos a poner el móvil”. Todo ello precisará de redes y hace necesaria la inversión en 5G, una revolución en sí misma que será habilitadora de las otras tecnologías.

9. La educación como prioridad número 1

En este punto coincidieron la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, el presidente de DigitalES, Eduardo Serra, y la práctica totalidad de los ponentes, desde la inauguración a la clausura. Todos los participantes subrayaron la necesidad de invertir en formación y talento para responder a las necesidades actuales y futuras de un empleo basado en nuevas capacidades y conocimientos El sector tecnológico es un sector con una fuerte demanda de empleo sin cubrir por falta de candidatos cualificados. 

cuéntanos Qué te ha parecido
este articulo

INCIAR SESIÓN CON:

0 COMENTARIOS